Escasez y costo de oportunidad

AddThis Social Bookmark Button

Es imposible tener todo lo que queremos a comparación de nuestra capacidad de desear

La economía está presente en nuestra vida. Piensa en las decisiones que tomas a lo largo del día como viajar en camión para llegar al trabajo o pagar un taxi, comer en casa o en algún restaurante, invertir tus ahorros en un coche o viajar. Es imposible tener todo lo que queremos a comparación de nuestra capacidad de desear. Nos gustaría tener el tiempo para poder trabajar, disfrutar a nuestra familia, amigos, viajar, sin embargo sólo tenemos 24 horas al día que debemos administrar.

En la economía esta interrelación entre necesidades infinitas y la disponibilidad limitada de los recursos se refiere a la escasez. Ésta no es un atributo de un bien o recurso en particular, sino que es el reflejo de una situación1. Por esta razón, vemos la manera en que administramos nuestros el tiempo y el dinero. Por ejemplo, vamos al mercado y disponemos de cien pesos. Nos gustaría comprar muchas cosas, sin embargo nuestros recursos son limitados y debemos elegir aquello necesario para nuestra cocina. La escasez necesariamente nos hace elegir.

Nuestras decisiones tienen consecuencias, en materia económica se conocen como “costo de oportunidad”. Supongamos que hemos ahorrado durante mucho tiempo y ahora, podemos invertir ese dinero en pagar el enganche de un coche o viajar. Si eligiéramos invertir en un auto, estaríamos renunciando a los beneficios viajar como, por ejemplo, concer nuevos lugares, personas y aprender nuevas tradiciones. El costo de oportunidad implica que, al elegir una cosa, necesariamente renunciarás a los beneficios que te ofrece otra.

Todos, sin importar el nivel socioeconómico, nos enfrentamos cotidianamente a esta condición. Las familias decidimos cómo aprovechar nuestros recursos para nuestros gastos del hogar, las empresas eligen cómo invertir para la mejora de sus procesos de producción y el Gobierno, elige la manera en que distribuye los impuestos, invertir en seguridad pública, en la mejora de los servicios públicos para satisfacer las necesidades de la población.


1. Sepúlveda, César. Diccionario de términos económicos. Chile: Editorial Universitaria, 2004.