ESTABLECE EL GOBIERNO NUEVA POLÍTICA PARA EL MERCADO AUTOMOTRIZ

AddThis Social Bookmark Button
ESTABLECE EL GOBIERNO NUEVA POLÕTICA PARA EL MERCADO AUTOMOTRIZ * Se autoriza la importación definitiva de autos usados con antig¸edad entre 10 y 15 años * Se elimina o se reduce el impuesto sobre automóviles nuevos, nacionales e importados, para aquellos cuyo precio al público no exceda de $190,000.00 El gobierno federal publicó hoy en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se establecen las condiciones para la importación definitiva de vehículos automotores usados. Esta decisión establece una política de largo plazo, que otorga certidumbre jurídica a la ciudadanía, ordena el mercado de automóviles usados provenientes de Estados Unidos y Canadá, y ofrece medidas de protección e incentivos a la industria nacional. De esta manera, se autoriza la libre importación definitiva de automóviles usados de más de 10 años de antig¸edad, sin exceder de 15, sujeto al pago de los diferentes impuestos por un monto equivalente al 15% del valor de factura del vehículo o en su defecto, sobre los precios estimados que publica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. También se prevé que los automóviles de las mismas características que se importen temporalmente puedan permanecer definitivamente en el país pagando el mismo monto de impuestos. Los automóviles con antig¸edad entre 10 y 15 años que se hayan importado temporalmente al país, cuyo plazo para retornar se haya vencido o se encuentren dentro del plazo, podrán convertir la importación temporal en definitiva, pagando el mismo monto de impuestos del 15%, sin necesidad de retornarlos al extranjero. Para ello, bastará que presenten el vehículo en los lugares que posteriormente se establezcan y hagan el trámite mediante un agente aduanal que únicamente les podrá cobrar poco más de $300.00. No será necesario acompañar el documento que acredite la importación temporal del automóvil; sin embargo, dicho vehículo deberá inscribirse y obtener las placas ante la autoridad de tránsito correspondiente, en el plazo de 30 días a partir de la fecha en que se hubiere realizado la importación definitiva del vehículo. Estas medidas otorgan plena seguridad jurídica a las familias mexicanas que tengan un vehículo usado importado, siempre que lo registren y obtengan las placas de circulación mexicanas. Asimismo, en dicho decreto se explica que a partir del año 2009, se podrán importar sin pago de arancel los automóviles usados de más de 10 años de antig¸edad y que con objeto de preparar ese acontecimiento, se permite desde ahora, pagando impuestos, la importación definitiva de automóviles usados entre 10 y 15 años de antig¸edad. En virtud de este decreto, la Secretaría de Economía podrá establecer cupos de importación, mediante los cuales se regulará el flujo de vehículos usados que ingresarán al país. Tomando en cuenta que en la actualidad, los automóviles de más de 10 años de antig¸edad tienen un precio en México ligeramente superior al de los Estados Unidos de América, dentro de los impuestos a pagar, se establece un arancel ad-valorem de 10%. Con las determinaciones contenidas en este decreto, un viejo problema social se resuelve en el marco estricto del Estado de derecho. Para asegurar que la importación de los vehículos usados americanos o canadienses no afecten el patrimonio de los mexicanos que actualmente tienen automóviles y con objeto de apoyar a la industria automotriz mexicana y a los distribuidores de automóviles, se exime del impuesto sobre automóviles nuevos (ISAN) a los vehículos nacionales e importados cuyo precio actual al público incluidos impuestos, sea de 150 mil pesos. También, se otorga una reducción del 50 % de dicho impuesto a los que se encuentren entre 150 mil y 190 mil pesos. La eliminación y disminución del ISAN constituye un importante estímulo para la adquisición de automóviles nuevos, con lo que la industria nacional se verá ampliamente beneficiada. www.economia.gob.mx

Archivo de prensa

Powered by mod LCA