INCREMENTAR INVERSIÓN Y EMPLEO, OBJETIVO FUNDAMENTAL DEL DECRETO DE REDUCCION DE ARANCELES

AddThis Social Bookmark Button
INCREMENTAR INVERSIÓN Y EMPLEO, OBJETIVO FUNDAMENTAL DEL DECRETO DE REDUCCIÓN DE ARANCELES • Con el decreto presidencial que modifica diversos aranceles de la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación, se busca reducir costos de materias primas de las principales industrias productoras de bienes finales • Permitirá también inducir un mayor aprovechamiento de las ventajas comparativas y competitivas del país, lo que consolidará la vocación productiva dentro de los mercados mundiales • Se ajustan seis mil 89 fracciones arancelarias de 18 sectores productivos Con el propósito de incrementar la inversión y el empleo en el sector manufacturero, reducir los costos de materias primas de las principales industrias productoras de bienes finales, y eliminar las incongruencias arancelarias, lo que se traducirá en mayor certidumbre jurídica y en menor uso de los esquemas de excepción, fue publicado hoy, en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto presidencial por el que se modifican diversos aranceles de la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación. Este Decreto permitirá también inducir un mayor aprovechamiento de las ventajas comparativas y competitivas del país, lo que consolidará la vocación productiva dentro de los mercados mundiales; reducir los incentivos a la elusión del pago de aranceles, y estimular, a través de la política arancelaria, la competitividad de las Pymes dentro de las cadenas productivas, para propiciar la mayor generación de empleo. Como se establece en el Decreto, el ajuste que se realiza a un total de seis mil 89 fracciones arancelarias, constituye un instrumento de política comercial necesario y oportuno para que la planta industrial disponga de materias primas en condiciones de precio y calidad similares a las de los principales socios comerciales de México y a las de los principales competidores en los mercados mundiales, elementos básicos para potenciar el crecimiento global de dicha planta productiva, y con ello elevar el número de empleos netos manufactureros. Este ajuste, se precisa, es una de las principales acciones para la facilitación comercial, ya que con ello se simplifica la regulación de las actividades comerciales y se agiliza la operación aduanera. Esta modificación tuvo la opinión favorable de parte de los miembros de la Comisión de Comercio Exterior, conforme a las disposiciones de la Ley de Comercio Exterior. Para su elaboración, la Secretaría de Economía tomó en cuenta el análisis de 18 sectores productivos, excluyendo el sector de agroalimentos, y sólo se incluyen insumos y bienes de capital, con lo que se garantizan beneficios para la cadena productiva en cada sector. Con este Decreto, la reducción de arancel general quedará de la siguiente manera: del 15 por ciento al 10 por ciento, y del 10 por ciento al 7 por ciento. En los casos especiales quedará de la siguiente manera: planchón del 7 por ciento al 5 por ciento; fibras sintéticas del 15 y 10 por ciento al 9 por ciento; textiles (hilos y telas) del 15 al 10 por ciento, y algunas fracciones (37) del 20 al 15 por ciento. En el cuerpo del documento se precisa que a lo largo del proceso de apertura, los aranceles generales del país (denominados Nación Más Favorecida), aplicables a países sin acuerdo comercial con México (terceros países) no se han reducido al mismo ritmo que los establecidos a las importaciones provenientes de los países socios comerciales, y que en algunos casos incluso los aranceles generales se han incrementado. Por ello, la estructura arancelaria dual ha generado distorsiones arancelarias que se traducen en medidas de protección efectiva negativa para varios sectores productivos del país, ya que las materias primas e insumos que éstos necesitan en sus procesos presenta un arancel superior al que pagan sus competidores, tanto de países socios con tratado como de otras naciones, mientras que al bien final importado se le aplica un arancel menor. El presente Decreto entrará en vigor mañana, 30 de septiembre, y en los artículos transitorios se establece que se reforma el párrafo segundo del artículo segundo transitorio del Decreto por el que se modifican diversos aranceles de la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación, del Decreto por el que se establecen diversos Programas de Promoción Sectorial y se reforman y adicionan los diversos que establecen la tasa aplicable para el 2005 del impuesto general de importación para las mercancías originarias de algunos países con los que México ha celebrado tratados y acuerdos comerciales, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de septiembre de 2005 para quedar en los siguientes términos: El arancel establecido en el artículo primero de este Decreto para las fracciones arancelarias 4412.13.99, 4412.14.99, 4412.19.01, 4412.23.99 y 4412.93.99, estará vigente hasta el 15 de agosto de 2006. A partir del 16 de agosto de 2006, el arancel ad-valorem aplicable para las fracciones arancelarias, a que se refiere este párrafo, será de 23.5, y estará vigente hasta el 15 de agosto de 2007. A partir del 16 de agosto de 2007, el arancel ad-valorem aplicable para las fracciones arancelarias, a que se refiere este párrafo, será de 19.2, y estará vigente hasta el 15 de agosto de 2008. A partir del 16 de agosto de 2008, el arancel ad-valorem aplicable para las fracciones arancelarias, a que se refiere este párrafo, será de 10. www.economia.gob.mx Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Archivo de prensa

Powered by mod LCA