CON EL TLCAN, EN 12 AÑOS SE TRIPLICÓ EL COMERCIO ENTRE MEXICO, ESTADOS UNIDOS Y CANADA

AddThis Social Bookmark Button
CON EL TLCAN, EN 12 AÑOS SE TRIPLICÓ EL COMERCIO ENTRE MÉXICO, ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ • El intercambio de mercancías alcanza los 2 mil millones de dólares diarios • Entre 1993 y 2005 la economía mexicana creció 39.8% en términos reales • México es la décima potencia comercial del mundo y la primera exportadora de América Latina En los últimos doce años México, Canadá y Estados Unidos han logrado reducir las barreras al comercio trilateral y generar certidumbre para los negocios a través de reglas claras y mecanismos para asegurar su cumplimiento en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Durante su vigencia, el comercio trilateral se ha triplicado, por lo que el comercio entre los socios alcanza en promedio los 2,000 millones de dólares diarios. Lo anterior, de acuerdo con un análisis realizado por parte de la Secretaría de Economía, a cargo de Sergio García de Alba, con la finalidad de plantear los logros alcanzados con datos objetivos sobre el comportamiento histórico de diversas variables económicas a 12 años de la entrada en vigor del TLCAN. El estudio “Revisiting NAFTA, Still not working for North America´s workers”, publicado por el Instituto de Política Económica, centro de análisis independiente con sede en Washington DC, minimiza los beneficios que ha obtenido México en el proceso de apertura comercial, sin que ello signifique que el gobierno de la República no reconozca los grandes retos en los diferentes sectores del país para lograr asimilar los beneficios que se obtienen de los procesos de apertura emprendidos, como es el caso del TLCAN. Dicho estudio presenta un sesgo metodológico y atribuye como objetivo principal al TLCAN la promoción de la integración económica del continente americano, sin considerar que sus objetivos originales son por un lado, la liberalización en materia de bienes, servicios e inversión entre los países miembros, y por otro se busca la provisión de certidumbre a las transacciones comerciales que benefician finalmente a los consumidores de la región. Por ello, la Secretaría de Economía, encabezada por Sergio García de Alba, realizó un análisis detallado y presenta los principales logros en los 12 años de vigencia del TLCAN, en donde son evidentes los beneficios para México: • En el periodo 1993 al 2005 la economía mexicana creció 39.8% en términos reales. Este crecimiento fue impulsado en buena medida por las exportaciones. • El valor de las exportaciones de México a sus socios se multiplicó por 4, para alcanzar 182 mil millones de dólares en 2005. Se pasó de una balanza comercial deficitaria con los socios TLCAN a un superávit de 57.8 miles de millones de dólares en 2005. • Actualmente, México es la décima potencia comercial en el mundo, lo que nos coloca como la primera potencia exportadora de América Latina, al representar alrededor del 40% del total de las exportaciones en la región. • La industria manufacturera de México creció 43.2% en términos reales. El comercio con sus socios comerciales se ha incrementado notablemente • Casi 90% de los productos que México importa de sus socios TLCAN son bienes intermedios y de capital que contribuyen a la producción y exportación de mercancías. • Frente a la crisis de 1994-95, el TLCAN permitió que la economía mexicana se recuperara más rápido. • El TLCAN ha permitido ampliar las opciones de consumo en México. Actualmente existe una gran variedad de productos de una diversidad de marcas. Esto hace que cada vez los productos tengan una mayor calidad y precios más competitivos, beneficiando a los consumidores mexicanos. • El tratado le dio a México acceso a un mercado de más de 325 millones de personas que concentra el 31% del ingreso mundial. • La productividad de los trabajadores mexicanos en la industria manufacturera se incrementó en 69.6%. • Actualmente, uno de cada seis empleos están relacionados con la actividad exportadora. El 33% del empleo total en México corresponde a la industria manufacturera. La mitad del empleo de esa industria está relacionado con la actividad exportadora. • En promedio, las empresas exportadoras pagan salarios 37% superiores a los de empresas no exportadoras. • Casi dos millones de empleos corresponden a empresas con inversión extranjera directa (IED). Los salarios que estos trabajadores reciben son 28% superiores a los pagados por empresas sin IED. Certidumbre para la inversión. • Las reglas contenidas en este tratado han generado un marco transparente y propicio para los negocios. Esto se traduce en mayores flujos de IED. Según el Banco Mundial , los flujos de IED recibidos por México son 40 por ciento superior a lo que hubiera sido sin TLCAN (hasta 2002). • En 12 años México ha recibido 108.6 mil millones de dólares en IED de Canadá y Estados Unidos. Esta cantidad representa 65.8 por ciento de la inversión total recibida durante ese periodo. • Las empresas vinculadas al sector exportador redujeron el tiempo de absorción de tecnología a la mitad . • La IED proveniente de los dos socios comerciales del TLCAN se concentra principalmente en la industria automotriz (21.9%). Sólo en los últimos seis años se han realizado inversiones importantes en la industria automotriz. Varias empresas han invertido en México para la producción de nuevos modelos: • Chrysler- pickup megacab (Inversión: 1,000 millones de dólares) • Ford- Mercury, Fusion y Lincoln • General Motors-HHR • Nissan-Platina, Sentra y Fira • Toyota- Pick up Tacoma • Volkswagen-Bora próximamente Golf • Honda realizó ampliaciones en sus plantas Retos del TLCAN El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha alcanzado sus objetivos originales de liberalización en materia de bienes, servicios e inversión y de generar certidumbre para las transacciones comerciales, lo que ha impulsado el crecimiento económico y la creación de más y mejores empleos. Sin embargo, el contexto mundial ha cambiado. Actualmente la región de América del Norte enfrenta nuevos retos como la creciente competencia en el entorno internacional y las nuevas condiciones de seguridad. Esto hace indispensable el surgimiento de nuevos mecanismos para hacer frente a los siguientes retos: • Las preferencias arancelarias negociadas en el TLCAN se erosionan en la medida en que México, los Estados Unidos y Canadá amplían sus concesiones a terceros países de manera unilateral o a través de acuerdos bilaterales, regionales o multilaterales. Por ejemplo, los Estados Unidos y Canadá ya han negociado acuerdos con Chile, Centroamérica y Singapur, entre otros países. • Una vez cumplida en su cabalidad la reducción o eliminación de aranceles de los acuerdos comerciales, ésta ya no será una fuente adicional de competitividad para las exportaciones hacia los socios TLCAN. A partir de 2003 prácticamente todos los bienes se comercian libres de aranceles entre los tres países. • Nuevos y más fuertes competidores en los mercados de bienes e inversión. Los países asiáticos están creciendo en presencia en los mercados de los Estados Unidos, Canadá y México. China se ha convertido en el segundo proveedor de bienes para los tres países, además de un importante competidor por inversión extranjera directa. • A raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 en los Estados Unidos, se establecieron nuevas condiciones de seguridad en el contexto mundial que pudieran impedir el libre flujo de bienes, capital y personas. • Con el fin de enfrentar estos retos es necesario diseñar nuevos instrumentos para profundizar la cooperación entre México, los Estados Unidos y Canadá, mismos que se han discutido en el marco de la Comisión de Libre Comercio del TLCAN. • Adicionalmente, se llevan a cabo iniciativas trilaterales (Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte) y bilaterales (Sociedad para la Prosperidad entre México y los Estados Unidos, y Alianza México-Canadá) con el fin de profundizar aún más la integración de América del Norte. Evolución del Sector agroalimentario La negociación del capítulo agropecuario del TLCAN reconoció las asimetrías de la economía mexicana respecto a los Estados Unidos y Canadá. Los plazos para la reducción de aranceles favorecieron de forma importante a México, ya que obtuvo hasta 15 años para productos sensibles. Aún cuando el sector alimentario presenta problemas estructurales que datan de varias décadas atrás, éste ha recibido importantes beneficios como resultado del TLCAN. El comercio trilateral se multiplicó 2.6 veces. Con ello, el comercio agroalimentario entre los socios alcanza en promedio más de 125 millones de dólares diarios. Algunos resultados en el sector agroalimentario con la entrada en vigor del TLCAN: • Entre 1993 y 2005 el sector agroalimentario tuvo una tasa real de crecimiento de 30.4%. • Las exportaciones agroalimentarias de México a sus socios TLCAN se triplicaron, alcanzando 9.8 mil millones de dólares en 2005. Incluso, el sector agroindustrial presentó una tasa de crecimiento de 519.1%. • En 2005, México fue el primer proveedor de los Estados Unidos, en 226 productos de los 2,070 que conforman la tarifa estadounidense. Esto es un aumento del 67.4% comparado con 1993, año previo a la entrada en vigor del TLCAN. • En los primeros 5 meses de 2006 la balanza comercial agrícola en la región del TLCAN muestra por primera vez un superávit para México. Las exportaciones alcanzaron 5.7 mmd, mientras que las importaciones fueron de 4.8 mmd. • Más de 50% de las importaciones agroalimentarias de México provenientes de sus socios TLCAN corresponden a bienes intermedios que son necesarios para la producción mexicana. Entre estos productos destacan: habas de soja, maíz amarillo, algodón, trigo común, granos trabajados de maíz, tortas y residuos de la extracción de aceite de soja, sorgo para grano, grasa de animales, trigo, etc. • El maíz amarillo por ejemplo, se utiliza primordialmente en la industria pecuaria y no para consumo humano. Gracias al acceso a estos insumos la producción pecuaria creció 60% durante la vigencia del TLCAN; incluso, la producción avícola se duplicó durante este periodo. • En enero de 2008, quedarán libres de arancel productos agropecuarios como maíz, frijol, jugo de naranja, leche en polvo y azúcar. Dado el comportamiento de las importaciones mexicanas de estos productos, no se esperan incrementos importantes en las compras de México. • El sector agroalimentario mexicano ha recibido 4,200 millones de dólares en IED de Canadá y los Estados Unidos. Esta cantidad representa 55.7 por ciento de la inversión total recibida por dicho sector durante ese periodo. El TLCAN ha generado importantes oportunidades de negocios en la industria agroalimentaria que ha permitido a México incrementar su participación en el mercado de sus socios de América del Norte. Sin embargo, los beneficios obtenidos a través de este tratado no son suficientes para resolver los problemas estructurales del sector. Es necesario unir esfuerzos y fortalecer los mecanismos para incrementar la competitividad de la cadena agroalimentaria. www.economia.gob.mx

Archivo de prensa

Powered by mod LCA