GOBIERNO FEDERAL PONE EN MARCHA ACCIONES PARA GARANTIZAR EL ABASTO DE MAÍZ Y EVITAR ESPECULACIONES

AddThis Social Bookmark Button

á El alza al precio del maíz es un fenómeno mundial, reconocieron productores y gobierno

á Todos los actores de la cadena maíz-tortilla, asumen compromiso de mantener la tortilla a precio justo

El Gobierno federal, a través de las secretarías de Desarrollo Social, Agricultura y Economía, instrumenta un conjunto de medidas tendientes a garantizar el abasto de maíz y con ello resolver el problema del precio de la tortilla.

En conferencia de prensa conjunta, los secretarios Beatriz Zavala Peniche, Alberto Cárdenas Jiménez y Eduardo Sojo Garza Aldape, en cumplimiento con las instrucciones del presidente Felipe Calderón, dieron a conocer el paquete de medidas que se aplican de manera inmediata para normalizar el mercado de la masa y la tortilla, especialmente detener la escalada de precios, garantizar el abasto de la gramínea y proteger la economía de la población.

Como parte de las medidas anunciadas, la titular de Sedesol, dijo que a través de Diconsa se garantizará el abasto oportuno y de calidad del maíz a las comunidades rurales más pobres del país, mediante su red de distribución de más de 22 mil tiendas. Subrayó que la principal acción que se está llevando a cabo es la adquisición en los meses de enero y febrero del maíz nacional y de importación necesario para contar con la suficiencia para el primer semestre del año.

La secretaria Zavala Peniche sotuvo que DICONSA llevará maíz para nixtamal y harina de maíz a la población rural que elabora sus tortillas como uno de sus principales alimentos. A esta población garantizamos el abasto de calidad y al mejor precio, sostuvo.

El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación , SAGARPA, Alberto Cárdenas Jiménez, dijo que no obstante que el alza del precio del maíz es un fenómeno mundial, “tenemos que reconocer que los productores mexicanos han cumplido con nuestro país porque siempre han puesto sus toneladas de maíz para que nunca falte la tortilla a precios justos”.

En el año 2000 la cosecha nacional fue de 17 millones de toneladas, actualmente tenemos una cosecha de 200 millones, lo cual quiere decir que llevamos una buena ruta de crecimiento en donde la productividad queda demostrada que sí la podemos hacer de manera excelente.

Ante la situación actual, la SAGARPA seguirá impulsando la participación social, seguiremos trabajando con el Consejo Nacional de Investigación y Transferencia de Tecnología, con el Consejo Promotor y Regulador de la Cadena y con el Comité Sistema Producto.

Las medidas concretas que se toman son:

Seguir incrementando la productividad; dar certidumbre a las actividades de los productores; fomentar el desarrollo tecnológico; facilitar el acceso al financiamiento; promover el ordenamiento de los mercados y asegurar el uso sustentable de los recursos naturales.

Asimismo, se buscará llegar, en el transcurso del sexenio, al millón de hectáreas cultivadas con maíz amarillo para cosechar entre siete y ocho millones de toneladas que son las que actualmente se importan.

Para complementar el abasto nacional y con ello promover la reducción del precio en la cadena maíz-tortilla, la Secretaría de Economía instrumentará dos alternativas para la importación de este producto: la autorización para importar alrededor de 450 mil toneladas de maíz blanco libre de arancel proveniente de Estados Unidos, en el marco del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, que permitirá cubrir de manera parcial los requerimientos de los estados del Golfo de México, Península de Yucatán y de la frontera norte.

La otra medida es la autorización emergente para importar maíz blanco y/o amarillo libre de arancel de cualquier parte del mundo hasta 200 mil toneladas, las cuales podrán destinarse a todo el país.-

Su distribución se realizará de la siguiente manera: 50 mil toneladas a Diconsa y el resto a la industria harinera o nixtamalera que destine su producción a la tortilla.

Con estas acciones del Gobierno federal y el compromiso del Consejo Regulador de la Cadena Maíz-Tortilla, se ataca la escalada de precios, se impulsará la normalización del mercado, sobre todo, se respaldará a las clases mayoritarias y más necesitadas del país.

En su intervención, el presidente de la Comisión Federal de Competencia, Eduardo Pérez Motta, anunció que se iniciará una nueva investigación que cubrirá toda la cadena maíz-tortilla, para determinar posibles prácticas monopólicas absolutas en la venta de este producto hacia el consumidor final.

Por su parte, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Antonio Morales de la Peña, refrendó el compromiso de esta institución de seguir protegiendo a los consumidores, mediante la vigencia del programa de monitoreo nacional de precios y el Programa de Verificación de Básculas en Tortillerías.

Destacó que se aplicarán sanciones administrativas y económicas a los expendedores que operen con irregularidad, y dejó en claro que el precio promedio a nivel nacional de este producto básico es de nueve pesos nueve centavos en tortillerías, y de nueve pesos con 59 centavos en supermercados.

Los tres secretarios de Estado reiteraron que no es función del Gobierno federal controlar el precio del maíz y que la actual alza en los precios del grano es un fenómeno mundial.

En su oportunidad, el representante de productores de maíz, Efraín García, respaldó las medidas instrumentadas por el Gobierno federal y destacó que la importación del grano, contribuirá a apoyar a los otros eslabones de la cadena alimenticia. “No nos interesa tener tortillas de 10 ó 15 pesos el kilo, lo que necesitamos es contar con esquemas para aumentar la productividad por hectárea”, manifestó.

A nombre de varias organizaciones de industriales de la masa y la tortilla, Gretta Villaseñor, dijo que indudablemente la importación de maíz impactará forzosamente en la baja del precio. Con esta acción, agregó, se combatirá directamente la especulación.

Archivo de prensa

Powered by mod LCA