CONVOCAN A PRODUCTORES DE AZÚCAR A APROVECHAR OPORTUNIDADES DEL TLCAN

AddThis Social Bookmark Button

El Gobierno federal abierto al diálogo para atender propuestas viables dentro de las instancias del TLCAN

Como lo establece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, a partir del 1 de enero se eliminaron totalmente los aranceles y otras restricciones al comercio de azúcar.

El gobierno de México percibe esto como una gran oportunidad para aprovechar las oportunidades de negocio que se generan por el acceso irrestricto al mercado de Estados Unidos para el azúcar mexicana.

Los productores de azúcar de México y Estados Unidos han hecho llegar recientemente a los gobiernos de ambos países una serie de recomendaciones sobre el comercio bilateral de edulcorantes. Entre las recomendaciones se encuentran:

á         El perfeccionamiento e intercambio de información estadística oportuna;

á         La estrecha coordinación sobre algunos elementos de las políticas azucareras de cada país, y,

á         La importancia de mantener un canal de comunicación permanente entre los dos gobiernos.  

El gobierno de México considera que estas propuestas son positivas y deben ser atendidas a través de las instancias existentes dentro del TLCAN, como el Comité Consultivo Agrícola, CCA, y los mecanismos de comunicación y consulta previstas en el Tratado. 

Estas herramientas dan la posibilidad para discutir de manera expedita cualquier situación que pudiera surgir relativa al comercio de edulcorantes.

Los productores de dulce también propusieron que se establezcan mecanismos para limitar las exportaciones de azúcar mexicana al mercado estadounidense, lo que implicaría una modificación a los compromisos adquiridos dentro del TLCAN.

Respecto a este punto, el gobierno de México reafirma su decisión de apoyar el libre comercio en el sector de edulcorantes conforme al TLCAN y por lo tanto no apoya recomendaciones que impliquen una renegociación del Tratado.

Las disposiciones del TLCAN representan un delicado balance de derechos y obligaciones para los dos países, de tal manera que modificar cualquiera de sus partes pone en entredicho los beneficios derivados de concesiones en el resto del Tratado.

Más aún, por ser éste un producto en el que se pactaron una serie de elementos que van más allá de solamente la eliminación de aranceles, como es el compromiso de establecer el mismo arancel respecto de importaciones de terceros países, México y Estados Unidos deben continuar trabajando para profundizar la integración de los mercados para lograr eventualmente un mercado común en este producto.

El gobierno federal continúa abierto al diálogo con los productores nacionales sobre aquellos aspectos propios del comercio bilateral en materia de edulcorantes que requieran ser atendidos.

Archivo de prensa

Powered by mod LCA