SOLICITA MÉXICO EN LA OMC PANEL CONTRA ESTADOS UNIDOS

AddThis Social Bookmark Button

México solicitó hoy el establecimiento de un panel arbitral en la Organización Mundial del Comercio, OMC, para impugnar los requisitos de etiquetado de origen adoptados por Estados Unidos sobre diversos productos agropecuarios de nuestro país.

La presente controversia se refiere a los requisitos de etiquetado de país de origen (“COOL”, por sus siglas en inglés) impuestos por Estados Unidos en 2008 a diversos productos agropecuarios, entre los cuales se encuentran los cortes de carne de res que se obtienen del ganado procedente de México.

Las reglas actuales de COOL establecen que solamente se podrá etiquetar como originaria de Estados Unidos la carne de res obtenida de ganado nacido, criado y sacrificado en Estados Unidos. Esto es contrario al régimen anterior de Estados Unidos, el cual consideraba como originaria de ese país, la carne obtenida de ganado nacido en México que posteriormente era criado y sacrificado en dicho país.

La nueva regulación de Estados Unidos se aparta de las reglas internacionales para determinar el origen de un producto y genera costos de segregación del ganado que son trasladados a los exportadores mexicanos. Adicionalmente, la implementación de COOL ha generado considerable incertidumbre y especulación en el mercado de Estados Unidos en detrimento de las exportaciones mexicanas.

Aun cuando México exporta a Estados Unidos ganado bovino de alta calidad, las disposiciones de COOL han generado incertidumbre en el mercado y han afectado significativamente a los exportadores mexicanos en el precio de sus exportaciones.

La decisión del gobierno de México de solicitar el establecimiento de un panel en la OMC se debe a la seria afectación causada al sector productivo nacional, en particular a la industria de ganado bovino.

Esta acción se enmarca en la política del gobierno de México de combatir ante instancias internacionales cualquier medida que restrinja injustificadamente las exportaciones de México.

México solicitó en el marco de la OMC consultas con Estados Unidos el 17 de diciembre de 2008 y ha sostenido diversas reuniones sobre el tema. Sin embargo, no se ha logrado resolver la controversia entre ambos países.

México considera que las disposiciones de COOL son violatorias de diversas reglas de la OMC, incluyendo la obligación de trato nacional contenida en el GATT de 1994, así como de disposiciones del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio y el Acuerdo sobre Reglas de Origen.

México y Canadá han estado en comunicación cercana en este caso, debido a la afectación a sus industrias.

Archivo de prensa

Powered by mod LCA