Discursos

Diversas intervenciones durante la inauguración de la Semana Nacional Pyme 2011, que encabezó el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, en las instalaciones de Centro Banamex.

AddThis Social Bookmark Button

-MODERADOR: Toma la palabra el ciudadano licenciado Miguel Marón Manzur, Subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría de Economía.

-LICENCIADO MIGUEL MARÓN MANZUR: Muy buenos días tengan todos ustedes.
Gracias, señor Presidente de la República, por su presencia en este evento que resalta su compromiso con el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Con un saludo cordial al señor Secretario, Bruno Ferrari, a los líderes empresariales, a los legisladores y a los emprendedores y empresarios que nos acompañan el día de hoy.

La importancia económica de las empresas de menor tamaño es un hecho reconocido en todo el mundo. En México gozan de un consenso muy amplio. Es tema prioritario para el Gobierno Federal y, es por ello, que realizamos la Semana Nacional PyME 2011.

Innovar para crecer constituye el eje fundamental de nuestra visión de largo alcance para fortalecer el amplio potencial de desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Esta es una semana de soluciones, de aprovechar la sinergia que hemos logrado entre los organismos empresariales, las instituciones de investigación y desarrollo científico y tecnológico, las empresas de todos los tamaños, de todos los sectores y en todos los estados.

Con esquemas concertados, impulsamos la modernización y el cambio tecnológico, como vehículo de bienestar social y desarrollo económico.

Esta Semana Nacional PyME 2011, y todos sus servicios, forman parte de la estrategia integral de apoyo del Gobierno Federal a las micro, pequeñas y medianas empresas en todo el país.
El emprendedor que busca en dónde incubar su negocio encontrará la respuesta que necesita, como también, el propietario de una empresa en pequeña o mediana escala, que requiere apoyo para seguir creciendo.

Quiero resaltar la participación de las unidades económicas de gran tamaño, que representa la nueva mentalidad solidaria de la empresa nacional en la que, además de los negocios que se van a lograr, muestra la actitud positiva de propiciar una cadena en la que los eslabones se forman de la sinergia de unos con otros.

Promovemos e impulsamos en los mexicanos la cultura emprendedora y el crecimiento empresarial, clave para el futuro económico del país y, consecuentemente, de su desarrollo.

Señor Presidente.
Amigos empresarios:
Con eventos como éste, el Gobierno Federal y la Secretaría de Economía trabajamos para dar al emprendedor y al empresario el impulso que requieren y merecen. Somos un Gobierno con una visión clara de nuestra responsabilidad, de generar las condiciones positivas para propiciar el desarrollo y el éxito del espíritu emprendedor.

Muchísimas gracias y sean bienvenidos.

-MODERADOR: Tiene la palabra el ciudadano ingeniero Sergio Cervantes Rodiles, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación.

-ING. SERGIO CERVANTES RODILES: Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; licenciado Bruno Ferrari García de Alba, Secretario de Economía; licenciado Miguel Marón Manzur, Subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría de Economía; amigos líderes empresariales, los saludo con mucho gusto.

Amigos empresarios:
Acudo con mucho gusto a participar con ustedes en este gran evento, la Semana Nacional PyME 2011, acontecimiento que, sin duda, promueve, difunde y vincula el desarrollo económico nacional a través del fomento a la creación, permanencia y expansión de las empresas de menor tamaño, que representan en nuestro país la base de la economía.

Hoy, la pertinencia de un proyecto económico de largo plazo sustentado en el fortalecimiento de las PyMES, es un imperativo para alcanzar el desarrollo sostenido. Para ello, es fundamental contar con una estrategia que reconozca y fortalezca las capacidades empresariales de cada región y sector, como vía para la generación de empleo y riqueza.

Al mismo tiempo, impulsar la expansión del mercado interno porque de él dependen la mayor parte de las empresas de menor tamaño. Promover y apoyar decididamente la modernización de las empresas con instrumentos tecnológicos y financieros, similares a los que aplican nuestros principales socios comerciales.

Establecer una estrategia nacional con las universidades para crear programas específicos de vinculación ágil y eficiente con el sector empresarial, encaminados hacia una economía del conocimiento, para el fortalecimiento del desarrollo regional.

Modernizar los servicios de capacitación dando prioridad a la formación de capacidades administrativas, técnicas y gerenciales. Incentivar a las empresas que desarrollan los grandes proyectos nacionales para adquirir productos de las pequeñas y medianas empresas, en los estados y en la región donde se localizan los proyectos.

Sensibilizar al sector productivo sobre los problemas del medio ambiente y el desarrollo sustentable para que participen en su solución, y fomentar el sentido de responsabilidad, incursionando en el desarrollo de una Economía Verde.

Para alcanzar este objetivo, México cuenta con una base sólida. Me refiero a la fortaleza macroeconómica. Gracias a ella, se ha podido enfrentar la incertidumbre de la economía mundial.

Señor Presidente:
El sector empresarial le reconoce su visión en el buen manejo de las finanzas públicas, y el apoyo a las Compras de Gobierno para la micro, pequeñas y medianas empresas, de pasar de los 17 mil 500 millones de pesos a los 72 mil 500 millones de pesos. Esto, redundará en grandes beneficios para el sector empresarial de México.

Las líneas estratégicas mencionadas anteriormente, nos deben permitir contar con una economía que genere empleos suficientes y mejore la calidad de vida de las familias mexicanas. Si somos capaces de avanzar por ese camino, generaremos la confianza suficiente para atraer y mantener los recursos e inversiones que México requiere.

Señor Presidente.
Estimados amigos:
Es importante contar con una estrategia integral, que parta de una visión amplia del futuro de la economía. En el sector empresarial estamos haciendo la parte que nos corresponde, pero necesitamos del trabajo conjunto con todos los agentes económicos.

Esta estrategia integral debe reconocer a las PyMEs como un elemento esencial en la tarea del crecimiento y el esfuerzo conjunto, perseverante y sostenido de toda la sociedad mexicana, que nos permita alcanzar las metas nacionales en materia de desarrollo económico.

Quiero aprovechar, a nombre del sector empresarial, este magno evento para agradecer el apoyo que la Secretaría de Economía ha brindado al sector empresarial mexicano.

Señor Presidente:
Tenga usted la certeza de que los empresarios tenemos la voluntad y el compromiso para hacer de nuestro México un mejor país. Sabemos que el desarrollo económico y social depende del trabajo conjunto de Gobierno y sociedad. Así lo entendemos, y así lo ejercemos.

Si lo hacemos así, va a hacer bien para las empresas, pero mejor para esta gran Nación, que es México. Gracias.

-MODERADOR: A continuación se proyectará el video Casos de Éxito de PyMEs.
(PROYECCIÓN DE VIDEO)
-MODERADOR: Toca el turno en la palabra al ciudadano licenciado Bruno Francisco García de Alba, Secretario de Economía.

-SECRETARIO BRUNO FERRARI GARCÍA DE ALBA: Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; ingeniero Sergio Cervantes Rodiles, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación; ingeniero Salomón Presburger Slovik, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos; licenciado Gerardo Gutiérrez Candiani, Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Licenciado Jaime Ruiz Sacristán, Presidente de la Asociación de Bancos de México; licenciado Valentín Díez Morodo, Presidente del Consejo Empresarial de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, COMCE; licenciado Vicente Yáñez Solloa, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales; Diputado Ildefonso Guajardo Villarreal, Presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados.

Amigas y amigos representantes de organizaciones empresariales; amigas y amigos empresarios; amigos de los medios de comunicación.

Para mí, es un enorme gusto acompañar al Presidente Calderón, para darles la bienvenida a todos ustedes a esta Semana Nacional PyME 2011.

Como cada año, a lo largo de estos días queremos acercarnos más a los emprendedores del país, para darles a conocer las diferentes maneras en las que el Gobierno Federal los puede apoyar para que inicien y hagan crecer sus empresas.

En México tenemos la fortuna de contar con mujeres y hombres sumamente emprendedores. No cabe duda que los mexicanos somos un pueblo creativo, trabajador y, también, optimista.

Bajo el liderazgo del Presidente Calderón, se ha realizado un esfuerzo histórico, sin precedentes, coherente y bien articulado para aprovechar e impulsar el gran potencial de las MIPyMES mexicanas, y así, fortalecer cada vez, mucho más, nuestro mercado interno.

Se trata de una estrategia integral de fomento, que facilita el financiamiento, incentiva la innovación y proporciona la asesoría y capacitación necesaria para que las empresas puedan crecer, competir y salir adelante.

En el Gobierno Federal reconocemos que el espíritu emprendedor de los mexicanos es la llave que abre la puerta del crecimiento económico y el desarrollo. Por eso, estamos apoyando a las MIPyMES como nunca antes.

En esta Semana Nacional PyME, hemos incorporado diversos elementos con criterios de sustentabilidad como los materiales de promoción e información y la accesibilidad con los códigos Quick Response o códigos de barras, para que nuestros visitantes tengan cada vez más formas de allegarse información valiosa y almacenarla para sus negocios y proyectos.

En la Secretaría de Economía sabemos el gran reto que implica empezar un negocio. Un empresario que realmente tiene esa vocación intenta, a veces lo logra, a veces falla, pero con ese corazón se vuelve a levantar.

Ésta es, precisamente, la esencia de emprender, la vocación que debemos tener, desafiar a las adversidades y sobreponerse a los obstáculos, seguir de pie y caminar con decisión hacia el éxito; saber, comprender y entender que también en las crisis hay oportunidades.

Por eso, en el Gobierno Federal somos sus aliados en esta aventura del emprendimiento. Juntos hemos escrito miles de historias de éxito y queremos seguir creando muchas más con ustedes. Permítanme compartir con ustedes tan sólo dos ejemplos que considero realmente inspiradores:
Clase Móvil es una empresa innovadora que fue creada por dos alumnos del Tecnológico de Monterrey en el Campus San Luis, y fue incubada con el apoyo del Fondo PyME.

Estos jóvenes diseñaron un software interactivo de aprendizaje escolar, que lograba mejorar las habilidades de los niños. Hoy, se han asociado ya con la Secretaría de Educación Pública para llevar su producto a los salones de clase en el país, y ya planean incursionar en otros mercados de la mano de TechBA, nuestro Programa de Aceleración de Empresas de Tecnología.

El otro caso es BECCAR, cuyos fundadores crecieron en el campo y a base de trabajo duro construyeron una realidad distinta para ellos y sus familias. Los hermanos Becerra empezaron reparando camiones en su taller, y ahora, gracias a su tenacidad y a su visión, lograron consolidar una empresa que diseña, fábrica y ensambla carrocerías e interiores de toda clase de autobuses de pasajeros. Para ello, por supuesto, contaron con el apoyo oportuno del Fondo PyME.

Esa cultura que enarbolan empresarios como los hermanos Becerra y los estudiantes del Tec, es la que necesitamos para que se produzca y propague en todo nuestro país. Ésa es la que estamos apoyando. Crecer a través de la generación de empleos, de la generación de ingresos y no de la administración de la pobreza.

Incluso, creo que sería importante comentarles que, durante esta Semana PyME, estaremos poniendo a su disposición, un portal para que realicen la solicitud de autorización del uso del logo Hecho en México, el cual, a través de Internet, ustedes podrán tener acceso al mismo en el sitio web www.hechoenmexico.gob.mx
Las MIPyMEs también, podrán subir las fotos de sus productos y sus servicios que, con orgullo y calidad, son realizados por nuestra gente.

Amigas y amigos:
En México, más que nunca, existe esta cultura empresarial y la necesitamos. Creemos que ésta es la forma de salir adelante. Tiene que ser basada en la competencia y regida por el mérito, y una cultura que se traduzca en empresas más productivas, más eficientes, que generen los empleos que necesitan los mexicanos.

A nombre de la Secretaría de Economía, espero que todos los empresarios que nos visiten en esta Semana PyME aprovechen este evento, que está hecho, sí, está hecho para todos ustedes.
Emprendamos por el México próspero y competitivo que queremos.
Muchas gracias.

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, FELIPE CALDERÓN HINOJOSA:

Muy buenos días.
Amigas y amigos.
Señor Diputado Ildefonso Guajardo, Presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados.
Señor ingeniero Gerardo Gutiérrez Candiani, Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.
Señor ingeniero Sergio Cervantes Rodiles, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación. Muchas gracias por su mensaje.
Señor ingeniero Salomón Presburger, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales.
Señor licenciado Jaime Ruiz Sacristán, Presidente de la Asociación de Bancos de México.
Señor licenciado Valentín Díez Morodo, Presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, el COMCE.
Licenciado Vicente Yáñez, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.
Muy estimados Secretarios de Desarrollo Económico de las entidades federativas.
Muy estimadas y muy estimados empresarios de México, microempresarias y empresarios, empresarias y empresarios de la pequeña y la mediana empresa del país.
Distinguidos invitados especiales que hoy nos acompañan.
Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto acompañarles en esta nueva edición de la Semana Nacional PyME, la semana de la empresa en México, así es para mí. O bien, la semana de la pequeña y mediana empresa, como ustedes quieran verlo.

Pero la idea es que reconozcamos el valor empresarial que hay en cada persona que tiene el valor de abrir un negocio y de todos los días ir generando y atendiendo a su clientela.

Este evento, la Semana Nacional PyME, se ha vuelto ya, afortunadamente, amigas y amigos, un gran referente para todos los emprendedores del país.

Yo veo con agrado que este evento convoca a cada vez más y más visitantes, miles y miles de visitantes, miles de participantes ya. Y esto se debe a que es una excelente oportunidad, primero, para exponer y para conocer los productos, la enorme variedad de productos y servicios que las PyMEs generan.

Y, también, amigas y amigos, para conocer las oportunidades que hay en las ventas que hace el Gobierno Federal. Las oportunidades que hay en los programas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, a todos los emprendedores del país, por parte de varios programas gubernamentales vinculados con la pequeña y mediana empresa.

También, desde luego, para acercarse a nuevas tecnologías, a maneras exitosas de hacer negocio, a tener más conocimientos de marketing, de administración, de ingeniería de producción, que permita mejorar la condición económica y social de cada PyME. Que permita, a todos los que participan, interactuar con líderes empresariales, nacionales e internacionales, conocer la experiencia exitosa de otras PyMEs de México y, con ello, amigas y amigos, mejorar cada día un pequeño negocio.

Las PyMEs, tenemos que recodarlo, tienen una importancia vital para México. Todos sus negocios, amigas y amigos, todos: esas panaderías, esas tiendas artesanales, esas tiendas de dulces, esos talleres de orfebrería, las farmacias, las papelerías, las tlapalerías. En fin. Todas, todas las pequeñas y medianas empresas son el verdadero corazón de nuestra economía.

No es, ciertamente, no es casual que representen 99 por ciento de las unidades económicas que existen, y que generen el 35 por ciento del Producto Interno Bruto. Y algo más importante. La gran empresa contribuye con empleos, desde luego, y eso es algo importante a los empleos del país. Pero quienes más contribuyen a la generación de empleo en México son las pequeñas y medianas empresas.

Siete de cada 10 empleos son de pequeñas y medianas empresas. Son los empleos, además, que se generan a base de constancia, de perseverancia, de esfuerzo, de la gente que con su propio impulso, se transforma en empresario. Qué bueno.

Sé que en sus negocios, en sus talleres, en sus invernaderos, en todos esos negocios hay, también, gente cercana, muchas veces familiares, que no tendrían quizá otra manera de obtener un ingreso digno si no es con el esfuerzo y el talento de ustedes, amigas y amigos emprendedores, que encabezan una PyME.

En efecto, la principal fuente de empleo en México es la pequeña empresa y son, precisamente, empresas, como las suyas, las que generan mayormente los empleos de los mexicanos. Y, por eso, estoy más que convencido, amigas y amigos, que apoyar a la PyME es apoyar las fuentes de trabajo en el país.

El futuro de México, amigas y amigos, va a seguir dependiendo, en gran medida, de nuestras PyMEs. Sus empresas son clave para fortalecer el mercado interno. Algo, por cierto, muy necesario en el entorno internacional tan incierto que actualmente enfrentamos.

La semana pasada, el jueves y el viernes, estuve en la Cumbre del llamado Grupo de los 20, las 20 economías más relevantes del mundo, y se presentó un panorama complejo a nivel internacional.
Ese panorama complejo, amigas y amigos, implica como ustedes saben, una crisis muy, muy importante en Europa, por ejemplo. Deudas que están resultando muy difíciles de pagar para muchos países.

A muchos países les pasó, por cierto, lo que nos pasó a los mexicanos y a muchos países de América Latina en los 80. Los Gobiernos empezaron a tomar deudas y deudas, y deudas y deudas, sin rendir cuentas a nadie, hasta que un día esas deudas se hicieron impagables.

En Grecia, por ejemplo, hoy cada niña o niño griego debe 32 mil euros. Esto quiere decir que una familia de cuatro personas allá debe, más o menos, 130 mil euros, que quiere decir que debe como tres millones de pesos por familia.

Esas deudas son muy difíciles de pagar, si no es que imposibles y se requieren soluciones de fondo, que verdaderamente coloquen el riesgo entre todos los que participaron en esa irresponsabilidad. Pero, más allá de los detalles técnicos, amigas y amigos, la verdad es que se ve muy complejo que las economías europeas puedan recuperar pronto su ritmo de crecimiento.

También, se ve muy complejo que las economías, concretamente de la que más estamos vinculados, la de Estados Unidos que también, tiene una deuda muy fuerte, que también tiene un déficit muy fuerte, pueda recuperarse rápidamente en el corto plazo. Están haciendo su trabajo, y qué bueno. Pero va a tomar mucho mayor tiempo el que Estados Unidos pueda recuperarse al ritmo que tuvo, por ejemplo, de crecimiento, en la década de los años 90.

Dónde van a estar las oportunidades para los mexicanos, amigas y amigos. Yo veo básicamente dos grandes campos de oportunidad que no podemos desperdiciar. Si hablamos del plano internacional, tenemos que buscar cuáles son aquellas economías que están creciendo más, y que, en consecuencia, pueden comprar más.

Ustedes, como pequeños y medianos empresarios, lo saben muy bien. Si hay algún punto, algún centro comercial, alguna ciudad, alguna colonia que está creciendo mucho, ahí es donde queremos vender. Lo que buscamos es que nos den a veces hasta un metro de frente para poder vender. Y eso pasa con el comercio internacional, amigas y amigos, las economías que más crecen aunque sean economías en desarrollo, son economías que su gente empieza a comprar más y más. Y esas economías es donde los productos mexicanos se van a poder vender.

Por eso, necesitamos que nos abran el camino. Y, por eso es tan importante seguir con una política de acuerdos comerciales que permita que los ya muy competitivos productos mexicanos puedan venderse ahí.

Es como si hubiera, por ejemplo, una colonia nueva donde viene gente que está creciendo, que está comprando casas, se hace un centro comercial, que tiene mucho éxito, es decir, que está creciendo. Ahí es donde quisiéramos vender todos.

Así pasa, ahora, en el mundo. Las economías grandotas de antes no están creciendo, y no van a crecer al ritmo necesario en mucho tiempo. En consecuencia, donde nosotros podemos vender productos es en otras economías en desarrollo, que sí están creciendo fuerte, y que tienen ingresos crecientes en sus moradores.

Y la otra solución, amigas y amigos, para México está en el mercado interno. Necesitamos que nuestra economía crezca internamente. Necesitamos que se sigan generando empleos para los mexicanos, para que haya más familias con ingresos. Necesitamos que sigan creciendo las pequeñas y medianas empresas, que son, precisamente, el motor del mercado interno.

Necesitamos que sigamos, en el Gobierno, con políticas públicas de gasto de inversión, particularmente en infraestructura, que permita que, desde el Gobierno, también empujemos el mercado interno.

Necesitamos que la Banca siga prestando, como lo viene haciendo, y qué bueno, con el apoyo de NAFINSA, y de otras instituciones del Gobierno, a las pequeñas, medianas y, también, a las grandes empresas de México.

Necesitamos que sigan viniendo a invertir a México más empresas del ámbito internacional, para que ellas generen empleo y nos estimulen el mercado interno. Necesitamos que el campo mexicano siga creciendo en proyectos productivos, con mayor y mejor tecnología, no sólo para producir materias primas, sino para ir elaborando, cada vez, productos más terminados, más acabados, con mayor valor agregado, como lo hacen, por cierto, ya muchas, miles de pequeñas y medianas empresas del país.

Necesitamos generar, también, cadenas productivas. Que las grandes empresas tengan insumos y proveedores de pequeñas empresas, y éstas, a su vez, cada vez más pequeñas, que permitan que el éxito de una empresa grande, también, se traduzca en el éxito de una empresa pequeña, y eso estimule el desarrollo regional equilibrado del país.

Por eso, en mi Gobierno, amigas y amigos, hemos impulsado a las PyMES de una forma sin precedentes. No sólo través de la Semana Nacional PyME que, también, es una forma de apoyo.
Comparto con ustedes algunos ejemplos.

Primero. Nos hemos propuesto convertirnos en los mejores aliados de las empresas en México, grandes y pequeñas. Yo sé, por ejemplo, que una de las principales preocupaciones de un emprendedor pequeño es el acceso al crédito bancario. Y qué hicimos.
Pusimos en marcha el Programa de Garantías. En lugar de repartir el poco dinero que está en el presupuesto a los que están en la línea y les alcanza muy poco, les dijimos a los bancos: Mira, yo pongo este dinero como garantía de lo que tú les prestes a las pequeñas y medianas empresas de México.

Si alguna no te paga, que la gran mayoría pagan y muy bien, entonces, yo te pago. Y así, amigas y amigos, el Programa de Garantías de la Secretaría de Economía ha detonado créditos a las PyMEs por 280 mil millones de pesos en mi Gobierno; es decir, seis veces más ya, que todo lo que se prestó en el sexenio anterior.

Ello ha beneficiado a casi 350 mil empresas, más del doble de todas las empresas que se le había prestado a ese nivel de pequeñas y medianas empresas.

Se dice fácil, amigas y amigos, pero como vimos en el video, se trata de historias de éxito, de familias que salen adelante, de emprendedores que, por primera vez, están teniendo acceso al crédito, que van a un banco y ya no es como aquél programa de Héctor Suárez, o de Alejandro Suárez, ya no me acuerdo, se llamaba este personaje, ustedes se acuerdan: el No hay.

Sí hay crédito, y hay, gracias a que estamos apoyando, a través del Programa de Garantías. Y gracias a que la inflación es baja en el país, y gracias a que nuestra economía se está manejando bien, aunque a veces dice la gente: Para qué me sirve que haya estabilidad económica. Sirve para eso, para que tú puedas tener crédito en el banco.

Con ello, amigas y amigos, estamos logrando canalizar crédito a las PyMEs. Estamos apoyando con fuerza la creación de empleos para los mexicanos.

Segundo. Qué más aparte del Fondo de Garantías. Nos propusimos que el poder de compra del sector público, también, se tradujera en oportunidades de crecimiento para las PyMEs, así nos fijamos la meta.

Yo quiero agradecer el apoyo de las Cámaras Empresariales, particularmente de CANACINTRA, Sergio Martínez, mi estimado paisano, por el apoyo para poder diseñar este programa de Compras de Gobierno.

Si nosotros tenemos que gastar en lápices, en pupitres, en coches, en lo que ustedes digan, en discos para las computadoras. En fin. Una gran cantidad de cosas.

Nos fijamos la meta. Primero, el primer año de comprarle a las pequeñas y medianas empresas como, recuerdan, treinta y tantos mil millones de pesos, rebasamos la meta, luego nos fijamos la meta, éste año ya, de comprarle a las PyMEs, 72 mil millones de pesos este año.

Me da gusto decirles que en el mes de septiembre, todavía falta revisar los datos de octubre, pero en septiembre ya habíamos alcanzado el 80 por ciento de la meta, es decir, más de 50 mil millones de pesos comprados a las PyMEs mexicanas.

Y aquí viene una buena noticia, amigas y amigos. Hoy, les anuncio que para el 2012 y, desde luego, salvo que el Congreso de la Unión decida otra cosa, que estoy seguro del compromiso de los Legisladores con las pequeñas y medianas empresas, el Gobierno Federal va a aumentar en un 15 por ciento más las compras del Gobierno a las PyMES, es decir, habremos de comprar 83 mil millones de pesos exclusivamente a pequeñas y medianas empresas mexicanas.

Y, por cierto, aprovecho aquí para darle a las dependencias del Gobierno, desde la propia Presidencia de la República hasta PEMEX y Gobernación y Reforma Agraria, todas, la instrucción no sólo de que ya le vayan midiendo cómo acelerarle al tema, a la compra a las PyMEs, sino también algo muy importante, que la compra a las pequeñas y medianas empresas empiece desde el 1 de enero del año 2012, es decir, que no atrasen el proceso de adquisición. Es mejor a tiempo.

Tercero. Amigas y amigos, realizamos una reforma regulatoria que, honestamente, es sin precedentes. Eliminamos en el 2010 más de 16 mil normas, de reglamentos, de acuerdos, de circulares, de quién sabe cuántas cosas. En ellas iban, por lo menos, dos mil trámites innecesarios.
Si ustedes recuerdan el concurso que hicimos, incluso, alguna vez, que se llamó el concurso del Trámite más Inútil. La verdad nos dio muchas pistas sobre las cosas que tenemos que eliminar. Y yo creo que hay echarnos otro concursito, porque todavía hay una lista larga.

Por cierto, no son sólo del Gobierno Federal, salen de todas las instancias de Gobierno, lo cual es bueno, porque a todos les mandamos su cartita: Oiga, aquí usted se ganó el premio. No usted, pero son tantos trámites que no sabemos quién se lo ganó, verdad.

Y total, eliminamos estos dos mil trámites, que, además, se acompaña de otra medida que tomamos, el portal tuempresa.gob.mx; es decir, antes, a nivel Federal hablo, porque éste es un sistema Federal que implica que también cuentan, y mucho, los estados y los municipios, todos los trámites que tienen que hacerse a nivel Federal se simplificaron.

Antes había que ir, primero, a Relaciones Exteriores. No. Primero al notario, luego a Relaciones Exteriores a pedir autorización; luego, volver a ir a Hacienda, luego ir al Seguro Social, a la Secretaría de Comercio, entonces. Luego volver a Relaciones Exteriores para pedir el permiso para el nombre de la empresa.

Por qué en Relaciones Exteriores el nombre.La verdad, nadie sabe, pero ahí se tiene que pedir.
Y vuelvo otra vez. En fin. Todo eso que llevaba meses, amigas y amigos, hoy a nivel Federal, insisto, se puede hacer en dos horas en la oficina del notario o de un corredor público. Todas las computadoras del Gobierno conectadas por primera vez. Porque antes ni se hablaban la Seguro Social con la de Hacienda, por ejemplo. En fin.

Ese sólo trámite, tuempresa.gob.mx, redujo 65 por ciento los costos de administración de las empresas, no según nosotros, sino según la OCDE. Ahora es más fácil. Y lo que tenemos que hacer, ahora, es poder conectar a la misma computadora todos los trámites a nivel local, que son, también, bien complicados, aunque están fuera de nuestro alcance: el permiso, de uso de suelo, el permiso de bomberos, el permiso etcétera.

En suma, amigas y amigos:
Es claro que hemos apoyado a las PyMEs. Y esto, sin duda, es bueno para las empresarias y los empresarios de México y, también, es bueno para México. Es bueno para las empresas y para los trabajadores.

Y, gracias al talento de nuestros emprendedores, nuestra economía sigue creciendo, sigue generando empleos. Yo les decía, hace rato, que uno de los elementos que fortalecen el mercado interno es que una gente que no tenga trabajo, finalmente, tenga trabajo.

Porque es una madre o un padre de familia que va a empezar a gastar. Que va a empezar a comprar más cosas en la papelería, en la tienda, va a cambiar las llantas de su coche. En fin.

Les doy un dato nuevo para todos.
Hoy, 7 de noviembre, les digo que, en el mes de octubre, ya se tiene el dato del mes de octubre de empleos nuevos netos. Eso qué significa. Del Seguro Social, nada más.

De toda la gente que contratan las empresas en el mes, se le restan toda la gente que renuncia o que la liquidan. En fin. Y eso nos da el empleo neto, porque es empleo formal, porque cada trabajador tiene pagado una cuota en el Seguro Social. Ahí no es ni estadística, ni cálculo. Es cuotas contantes y sonantes. Y es neto, porque ya se quitan las bajas.

Entonces, en el mes de octubre, se crearon en México 123 mil nuevos empleos netos formales, es decir, trabajo para 123 mil familias más.

En lo que va del año, amigas y amigos, se han generado 727 mil nuevos empleos, 727 mil, tan sólo en este 2011. Y, desde luego, vamos a seguir así para cerrar bien el año, trabajando hombro con hombro con ustedes, para seguir generando los empleos que, a final de cuentas, es lo más importante para mí y para el Gobierno que encabezo.

Muy queridas amigas y muy queridos amigos de las pequeñas y medianas y micro empresas:
Hoy, me congratula mucho el que podamos verdaderamente empezar la Semana Nacional PyME.
Sé, insisto, las pequeñas y medianas empresas son la clave para el crecimiento del mercado interno, que es uno de los pilares sobre los cuales tenemos que construir el mejor futuro económico para la economía.

Por cierto, déjenme decirles que a partir del viernes pasado, por primera vez un país en desarrollo y por primera vez un país latinoamericano encabeza el Grupo de los 20 y ese país orgullosamente es México.

Así que, vamos a organizar aquí, vamos a organizar la reunión del G-20 en junio próximo, pero de aquí a junio vamos a hacer todo nuestro esfuerzo y toda nuestra mejor aportación para que puedan tomarse las decisiones clave que permitan de una vez resolver ya los problemas de la economía mundial, que los costos que se tengan que enfrentar se enfrenten, que las decisiones que se deban de tomar, se tomen, pero que ya no se posponga más la tan necesaria recuperación en el ámbito mundial.

Mientras tanto, mi Gobierno seguirá apoyando, y con mayor determinación, a las pequeñas empresarias y a los pequeños empresarios de México.

México tiene, a pesar de todo y de nuestros problemas, una economía fuerte, una economía que crece, una economía con baja inflación, una economía que genera empleos, una economía que genera confianza. Y que no es una economía que esté dando problemas o sea fuente de problemas en el mundo, sino que, al contrario, es una economía aliada, que pone en marcha programas tan importantes, como el Programa PyMEs.

Hasta el último día de mi Gobierno, quiero asegurarles, vamos a seguir apostando por el buen manejo de la economía del país, vamos a seguir apoyando a las pequeñas y medianas empresas de México, porque sólo así, actuando con honestidad, con disciplina en el manejo de los recursos públicos, vamos a poder apoyarles a ustedes, mujeres y hombres emprendedores que todos los días se levantan convencidos de que pueden vencer sus obstáculos y alcanzar todos sus anhelos.

Les aseguro que encontrarán en mi Gobierno el respaldo que un pequeño emprendedor se merece.
Y si me permiten, voy a pedirles que me acompañen a hacer la declaración formal de inauguración.
Hoy, siendo las 10 horas del 7 de noviembre de 2011, declaro formalmente inaugurada la Semana Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa 2011, augurándoles, a todos ustedes, el mayor de los éxitos.

Muchas felicidades.

 

Archivo de discursos

Powered by mod LCA