Discursos

Versión estenográfica de las palabras del secretario de Economía, Bruno Ferrari, en la Inauguración de la Planta Sames de Safran.

AddThis Social Bookmark Button

Versión estenográfica de las palabras del secretario de Economía, Bruno Ferrari, en la Inauguración de la Planta Sames de Safran.
 

Querétaro, 14 de marzo de 2012.

 
Licenciado José Eduardo Calzada Rovirosa, Gobernador del Estado de Querétaro;

Señor Marc Ventre, Director de Operaciones del Grupo Safran;

Señor Stephane Laurent, Presidente de Safran México;

Señor Fernando Comengé, Director de la planta de Sames de Safran;

Funcionarios y colaboradores de la Secretaría de Economía;

Amigas y amigos;

Me da mucho gusto estar nuevamente con ustedes aquí en Querétaro, en representación del Presidente Felipe Calderón, para inaugurar esta nueva planta de Sames de Safran.

Agradezco al señor Marc Ventre la invitación a este importante evento y al gobernador Calzada Rovirosa la hospitalidad con la que nos ha recibido en su estado.

Esta nueva planta para el mantenimiento y reparación de los motores CFM56 que utilizan un importante número de aerolíneas de todo el mundo, es una muestra más de la confianza que los inversionistas y las empresas tienen en México y en nuestra economía.

Es una clara muestra de los logros que, juntos, hemos alcanzado durante más de una década de trabajo continuo para construir una economía sólida y más dinámica.

Hoy, México es ampliamente reconocido por los mercados internacionales como una opción confiable para la inversión.

El desarrollo de la industria aeroespacial en el país es, a la vez, evidencia y motor del desarrollo nacional.

Durante los últimos seis años, el sector aeroespacial en México ha tenido un desarrollo acelerado. Hoy, nuestro país cuenta con 260 empresas y entidades de apoyo en esta industria, más del doble de las que teníamos al empezar la administración del Presidente Calderón.

Estas 260 empresas dan empleo a 31 mil trabajadores y exportan bienes y servicios por casi 4 mil 500 millones de dólares.

Así, el dinamismo de esta industria, ha hecho de México el país con mayor inversión en manufacturas aeroespaciales en el mundo con inversiones de alrededor de 33 mil millones de dólares en los últimos veinte años. Hoy recibimos más inversión en este sector que Estados Unidos, India, Rusia o China.

Safran, esta gran empresa, es una de las tantas que ha participado e impulsado el crecimiento de la rama aeroespacial en nuestro país. Ha sido ejemplo de calidad y tecnología, así como punta de lanza de la industria aeroespacial.

Y no es una casualidad que haya elegido a México como uno de sus destinos privilegiados de inversión.

Nuestro país tiene un gran potencial para desarrollar este sector y formar parte de la cadena global de esta industria, ya que ofrece ventajas comparativas muy importantes. 

Primero, su localización geográfica, que significa cercanía con el mercado aeroespacial más importante del mundo, el de Estados Unidos, lo que implica reducción de costos, principalmente de las compañías que realizan operaciones en ese país, así como en Europa y Asia.

Segundo, la experiencia y nivel de competitividad alcanzado en otros sectores, como el automotriz y electrónico, permite contar con una base de personal calificado para el sector aeronáutico.

Tercero, la diversidad de tratados de libre comercio que México ha firmado con otros países y que permiten el acceso en condiciones preferenciales a 44 países.

Cuarto. México es un país de jóvenes, lo que representa una de nuestras ventajas más importantes, pues los jóvenes mexicanos constituyen el capital humano de mayor valor agregado para desarrollar el diseño, la ingeniería y el comercio de este importante sector en la economía mundial.

Y quinto. En los últimos cinco años, se han abierto 105 centros de educación superior, de los cuales 81 son institutos tecnológicos, y se han ampliado otras 52 universidades en todo el país.

Con esto, en México se gradúan cada año más de 100 mil ingenieros y técnicos, más de los que se gradúan en Alemania, Canadá o Inglaterra y más del doble de los que se gradúan en Brasil. Además de que en México existen 900 programas de posgrado relacionados con la ingeniería y el desarrollo tecnológico.

Estas son algunas de las ventajas que, conjuntamente con el potencial, la experiencia y la productividad de empresas como Safran, están construyendo una industria aeroespacial competitiva, que le inyecta fuerza y dinamismo a todo el sector industrial mexicano.

Amigas y amigos:

Sabemos que el mejor gobierno es el que facilita, el que ayuda a que las cosas sean posibles. El que promueve y fomenta la inversión y el que apoya la creación de más y mejores empleos.

Por eso, en el gobierno encabezado por el Presidente Calderón, trabajamos duro para días como éste, en el que nuestra economía da pasos firmes para avanzar hacia un país moderno, que desarrolla tecnología de punta y que cada vez está más integrado a la globalización.

En la Secretaría de Economía y en todo el Gobierno Federal trabajamos para que la competitividad y el crecimiento económico del país se traduzcan en más y mejores empleos para los mexicanos y en un mayor bienestar para las familias.

La inauguración de esta planta es prueba de que México puede ser una de las principales economías del mundo y que tiene los recursos y el capital humano para lograrlo.

Con este esfuerzo conjunto entre gobierno y sector privado, podremos alcanzar la meta que nos hemos propuesto: figurar entre las diez primeras economías exportadoras de la industria aeroespacial en el año 2020.

Los invito a que sigamos trabajando juntos para lograr el México más competitivo, más justo y más próspero que todos anhelamos.

Muchas gracias.


--oo00oo--