Discursos

Versión estenográfica de la Conferencia de Prensa ofrecida por el secretario de Economía, Bruno Ferrari, acompañado por el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, y el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz

AddThis Social Bookmark Button

Versión estenográfica de la Conferencia de Prensa ofrecida por el secretario de Economía, Bruno Ferrari, acompañado por el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, y el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, Eduardo Solís.
 

México, D.F., 15 de marzo de 2012.

 
SECRETARIO DE ECONOMÍA, BRUNO FERRARI: Antes de la lectura del Comunicado les iba a decir que iba a estar conmigo también el Ministro Canciller de la República Federativa del Brasil, el Canciller Patriota, pero ya no le daba tiempo de alcanzar su vuelo, entonces lo estamos haciendo nosotros; él va a hacer algo semejante cuando llegue allá a Brasil.

Como ustedes saben, fueron estos dos últimos días de seguir negociando, y ahora sí voy a dar lectura:

“Medios de Brasil llegan a un acuerdo satisfactorio en el marco del Acuerdo de Complementación Económica 55, el ACE-55”.

“Los gobiernos de México y Brasil llegaron a un acuerdo el día de hoy en la Ciudad de México sobre los términos del protocolo transitorio incremental que será parte del Acuerdo de Complementación Económica 55, ACE-55”

“Como resultado de las negoc2iaciones, se acordó un régimen temporal incremental para el nivel de exportaciones de vehículos ligeros, libre de arancel para cada país, por un periodo de tres años”.

“Para el primer año el monto de exportaciones será de 1.45 mil millones de dólares, mismo que se incrementará el segundo y tercer año a 1.56 mil millones de dólares y a 1.64 mil millones de dólares, respectivamente”.

(Repito: 1.45, 1.56, y 1.64)

“Una vez transcurrido este periodo se continuarán aplicando todas las disposiciones del ACE-55 como hasta ahora, es decir, habrá libre comercio para vehículos ligeros”.
(Con esto, pues desde luego estamos atendiendo las preocupaciones, estamos atendiendo el hecho de que lo que yo les había comentado pues tiene que ser para adelante –y agradezco además también aquí que están con nosotros todos los representantes de la industria- pues era muy interesante establecer, era muy importante como una prioridad, primero, no romper el acuerdo comercial; segundo, que fueran cantidades incrementales y además que estas tuvieran como base, precisamente, lo que nosotros veníamos alcanzando como comercio).

“Respecto al contenido regional de vehículos ligeros, se acordó incrementar de 30 a 35 por ciento a lo largo del primer año, y a partir del quinto año aplicar un 40 por ciento”.
(Esto fue también atendiendo la preocupación de las industrias que había, en este sentido, y que como ustedes recordarán, en un principio pues se nos había solicitado también por la parte brasileña, igual que en el punto uno, pues, en una forma muy distinta).

“En cuanto a vehículos pesados, se acordó que se llevarán a cabo las consultas para alcanzar un acceso recíproco a la homologación de las normas técnicas y ambientales, de manera que si llegaran importarse transportes pesados, camiones, de Brasil, solamente se podría hacer una vez que las normas fueran las mismas y también permitiendo que México exportara también sus camiones” (como ha demostrado ser competitivo en el mundo).

“México y Brasil acordaron que durante el primer semestre de 2012 habrán misiones empresariales de ambos países para fortalecer el comercio bilateral” (esto es, dado que también ha quedado muy claro, con las autoridades brasileñas, lo platicamos así, esto, desde un principio, cuando empezó a hablar de esto, pues desde luego merma la confianza, y sí lo platicamos así, del comercio de México para con Brasil, y necesitamos nosotros estar seguros de que no solamente va a seguir siendo un cliente confiable, un cliente bueno, sino de que podemos crecer hacia el futuro, y por lo mismo tenemos que fortalecer esa relación comercial y empezar desde el principio).

(Ustedes saben que estamos hablando de un acuerdo comercial más importante, que desgraciadamente con esto sembró una preocupación y una duda importante, no solamente en los negociadores sino en los industriales de México, y esta será la forma en la que ellos empiecen a volver a caminar por ese importante camino de la confianza).

“En el marco de los esfuerzos comprometidos para alcanzar una mayor integración entre ambos países a nivel regional, México estuvo dispuesto a escuchar y considerar a su socio comercial para hacer frente a los retos que le impone la situación económica internacional, siempre acompañado y escuchado de la industria automotriz mexicana”.

(Y también quedó muy claro -como ustedes lo vieron en las diferentes misivas- no es a través de este tipo de medidas como el gobierno brasileño va a resolver sus problemas, es a través de una serie de medidas que tienen que tomar ellos, de acuerdo a su comercio internacional, eso también platicamos).

“Con esta negociación México logra preservar el ACE-55 negociar un régimen transitorio con valores incrementales” (es lo que yo les había dicho, que eran nuestros objetivos fundamentales; se hace además únicamente por un periodo de tres años, no los tiempos que se hubieran querido anteriormente, y, se sabe, con esto termina, el ACE-55 sigue con su validez, para regresar así al libre comercio transcurrido después de este plazo y evitar pues una denuncia que definitivamente hubiera perjudicado no solamente el comercio de los dos países, sino además el comercio regional).

Muchas gracias.

PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN MEXICANA DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ, AMIA, EDUARDO SOLÍS: Muchísimas gracias. Muy buenas tardes, secretario Ferrari, subsecretario de Rosenzweig, amigas, amigos de los medios: como ustedes saben, el Acuerdo de Complementación Económica Número 55, ha generado importantes flujos de inversión, de exportaciones y por supuesto también de empleo.

El ACE-55 ha sido un instrumento muy exitoso para México y por supuesto también para Brasil.
El ACE-55 ha permitido que importantes empresas lleguen a nuestro país para poder atender a los mercados de Latinoamérica y por supuesto incluyendo al país sudamericano Brasil.

Es por ello que para nosotros este acuerdo era un acuerdo muy importante, y como hace unos días lo mencionábamos, uno de los elementos fundamentales para nosotros de esta negociación era que fuera un acuerdo transitorio, un acuerdo que asegurara que regresamos al libre comercio.
El regresar al libre comercio lo más pronto posible resulta fundamental para que las inversiones y el empleo sigan fluyendo y se sigan dando en nuestro país.

Como ustedes ya escucharon al secretario Ferrari, esta negociación, o esta venda que se hace al Acuerdo de Complementación Económica permite que en tres años regresemos al libre comercio. Este acuerdo impone cuotas, como ya lo mencionó también el propio Secretario, cuotas que son incrementales y que lo que buscaron fuera que reflejara de manera incremental los flujos históricos de comercio y cuotas con las que la industria estuvo de acuerdo pero, insisto, el tema más importante para  nosotros era asegurar que luego de este régimen transitorio nosotros pudiéramos regresar al libre comercio.

Es claro que las importaciones que hace Brasil en el ACE-55 de vehículos provenientes de México no representa más del dos por ciento de sus importaciones totales.

En otras palabras, el ACE-55 es claro que no es la fuente de sus problemas internos, incluso temas que tienen que ver con asuntos monetarios o macroeconómicos; es claro que el ACE-55 tampoco es parte de esa solución.

Para nosotros el día de hoy se culmina una negociación que nos permite asegurar una transición de nuevo al libre comercio, una transición que nos permite dar la señal a quienes están interesados en invertir y generar empleos en nuestro país, de que seguiremos teniendo ese acceso a los mercados tan pronto pase este plazo y esta transición.

Muchas gracias.


 

SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS


PREGUNTA (P): Buenas tardes a todos. A mí me gustaría que nos entraran un poquito más a detalle sobre el contenido regional, del 30, 35 por ciento, para el primer año, y 40 por ciento el segundo año, ¿ahí quedaría, no habría un posible aumento posterior, y cuándo se van a (…)

P: Quisiera saber si México cree que tenga una cierta victoria, digamos, el regreso del libre comercio, considerando que Brasil no quería (inaudible)  al final de los tres años, queriendo esperar para ver qué pasaría, cómo estaría el escenario económico, entonces si Brasil realmente accedió en esto y cómo México lo ve.

Y sobre (inaudible) acuerdo si consideran que ya hay espacio entonces para discutir un acuerdo más general que es lo que se estaba viendo el año pasado.

BRUNO FERRARI (BF): Muy bien, a ver, en relación a estas dos preguntas, vuelvo a leer, porque hasta las fechas me las dijiste mal, digo, no es por tu culpa, a lo mejor no lo leí yo bien. Lo repetimos: “respecto al contenido regional de vehículos ligeros, se acordó incrementar de 30 a 35 por ciento a lo largo del primer año, o sea, durante el primer año, pasar del 30 al 35 por ciento, y a partir del quinto año aplicar un 40 por ciento” que pues esto es lo que hemos platicado con la industria, de hecho, entonces a partir de ahí se empezó a hablar de esas cifras, es decir, tú sumas el primer año y otros cuatro pues es a partir del quinto año.

Luego, en relación a si esto es una victoria o no es una victoria, yo no quisiera, y se los he dicho desde un principio, yo no quisiera que esto se viera como un partido de futbol, ni se viera como unas vencidas de quién ganó y quién perdió.

Yo definitivamente creo que con un acuerdo, cuando se ponen de acuerdo las partes deben de ganar todos y debe de ganar el comercio regional.

Yo creo que si esto se hubiera denunciado, como se había dicho en un principio, hubiera perdido el comercio internacional y hubiera perdido particularmente la región una oportunidad de crecimiento justamente en el momento en el que somos una de las dos áreas de mayor crecimiento en el mundo, la América latina.

Yo sí te quiero decir que quisiera estar hablando de mucho mayor crecimiento, quisiera estar hablando de una mucho mayor integración comercial. Desgraciadamente esto pues hubo que atenderlo de una manera prioritaria, porque era parte de lo que ya se había conquistado como los acuerdos, y te repito, no se trata nada más de hacer los acuerdos, sino de cumplirlos, y si en este caso una de las partes pide que se revisen –diferente eliminarlo que revisar- lo que estamos haciendo aquí y quiero que quede muy claro para todos ustedes, es que se hace un protocolo, se hace un protocolo al lado del ACE-55, de manera que el ACE-55 sigue válido en todos sus otros argumentos, clausulado, etcétera, todos los términos que tiene, y solamente en estos casos que eran de preocupación que son atendidos, se habla de la temporalidad de los mismos, se habla además de otro punto que creo que es fundamental y que nosotros insistimos desde un principio, que esto sea temporal, que sea incremental y que siga permitiendo que nosotros crezcamos.

El tema de los contenidos regionales creo que es un diálogo no solamente entre los países, y eso fue algo que también siempre pusimos nosotros sobre la mesa, es un diálogo con las industrias, que sepan qué es lo que pueden hacer, no se les puede pedir a las industrias algo que difícilmente podrían cumplir. No se trata de que te pongas de acuerdo sobre lo que otros tienen que hacer, sino que también se les haya involucrado, y creo que así lo hemos podido hacer.

Y por último, el primer punto, que es un punto importante porque da un planteamiento que se nos había hecho, como al primer punto, que era el de los camiones, y nosotros estamos de acuerdo en hacerlo siempre y cuando sea incremental.

México no tiene miedo de competir. Lo ha demostrado, y lo ha demostrado siempre. Al contrario. Pero lo que quiere hacer, lo quiere hacer en reciprocidad. Entonces de manera que yo siento que esto significa un acuerdo en el cual el comercio se restablece, en el cual el comercio sigue dando certidumbre a las empresas y se tienen las empresas que han hecho importantes inversiones, entonces no solamente para sus exportaciones internacionales a todos los países que México puede llegar sino también para la parte que concretamente se refiere a Brasil.

Estamos hablando de las dos economías más grandes de América Latina y creemos que esto debe fortalecerse, y a mí, y yo sí lo veo como algo positivo el hecho de que pues ahora se empiece a hablar de recobrar esa confianza que sin duda alguna también en estos momentos es duda, estos momentos de incertidumbre sí afecta, también, hay que reconocerlo.

P: Inaudible.

BF: De momento, yo te diría que incluso hablar de esto me parece precipitado porque ahorita tenemos que volver a recobrar la confianza que desde el punto de vista de los inversionistas, de los industriales, con una incertidumbre como la que se sembró en esto, pues está muy mermado y tenemos que recobrarlo.

P: Buenas tardes. Quisiera que me explique un poco  a fondo eso de los periodos, cómo exactamente están decidiendo el 35 por ciento o no tenía muy claro si significa que los dos lados tienen que probar que tiene el contenido de 35 por ciento. Lo que puede hacer para (inaudible) esa parte.

BF: Sí, mira, de hecho había dos criterios de medición. Hasta ahora siempre había habido dos criterios de medición. Un criterio de medición en Brasil, y un criterio de medición en México. Yo creo que el criterio de medición que ha existido en México ha probado ser un criterio valioso y tan es así que nosotros dentro de la negociación estamos de acuerdo en que el criterio que utilizaba Brasil se homologue al criterio mexicano que les da mayor certidumbre. Entonces, es otra cosa importante.
Se está homologando el criterio que había en Brasil hasta ahora al criterio mexicano o van a medir con el criterio mexicano.

Les repito: no importa de quién sea, no quiero seguir hablando de que si quién gana o quién pierde. Simple y sencillamente se va a hacer con el criterio que ha probado ser el mejor, que es el que utilizaba este país.

Entonces ahora se va a hacer de esa manera, y para hacerlo de esa manera, que antes no eran concordantes, por ejemplo, el criterio de México, estamos hablando de un 35, corríjanme aquí todos los señores de la industria, estamos hablando de un 60 en Brasil, o algo así, que equivalía a un 30 de México, que es más o menos en lo que nosotros estamos en este país, y se habló de crecerlo a un 35 por ciento durante el primer año, y en todo esto vamos a seguir trabajando para que este año así sea. Entonces, esa es la forma.
Y después se hablaría de un incremento a partir del quinto año ¿no?

FRANCISCO DE ROSENZWEIG (FDR): Sería el primer año 35 por ciento, para alcanzar el 35 por ciento; y durante los tres siguientes habría un periodo de tres años para llegar a 40 por ciento.

P: ¿Secretario, a partir de cuándo entra en vigor esto exactamente? También si esto va a afectar las bases o el precedente para eventuales posibilidades de negociaciones, acuerdos, aprovechar el recurso del TLC que exista y si (inaudible) esto cuánto va a representar para el caso de (inaudible), pero, insistir, Secretario, dónde está la parte equitativa de este arreglo que se llevó, que es lo que nos comentaba de ganar-ganar, qué ganó realmente México?

BF: Esto entraría en vigor a partir de su publicación, calculamos que sería el día 19, eso entraría en vigor, el día 19. Si tú me preguntas qué es lo que se ganó, bueno, pues aquí puede preguntarle a todos los señores. Lo primero que se ganó, y lo vuelvo a repetir, ya lo dije, lo vuelvo a repetir, para que quede todo claro, se ganó no romper un acuerdo, no romper un acuerdo que hubiera significado pues el que no hubiera ya exportaciones de vehículos mexicanos a Brasil, el que después de eso se hubieran desatado una serie de cosas, porque evidentemente México no se hubiera quedado con las manos cruzadas frente a una cuestión de este tipo; el que se afectara severamente la relación comercial entre dos países ni se afectara el comercio en toda Latinoamérica en un momento que tenemos que estar hablando de crecimiento; se evitó con esto, nada más para que tengas una idea, que de acuerdo a las reglas que ha puesto Brasil se evite pagar 65 por ciento del valor de los automóviles que México exporta a Brasil, es decir, seguimos sin pagar por estas cifras; se logró, además, que se hiciera un acuerdo incremental; se logró, además, que fuera temporal.

En otras palabras, creo que es algo muy benéfico para la industria, para una de las industrias más importantes de nuestro país, es muy benéfico para el comercio entre los dos países, y es muy benéfico para las relaciones además que existen entre los dos países y también tiene un impacto muy importante en el comercio de la zona.

Y hay una pregunta dentro de la que tú haces que me parece importante tener en cuenta: cuando tú dices ¿esto qué puede representar hacia futuro? Bueno, simple y sencillamente lo que puede representar hacia futuro es que México cumple con los pactos que tiene; que México solamente está dispuesto a hablar cuando hay la disposición de arreglar las cosas hacia adelante, y no de romper los tratados.

Como tú lo sabes, y lo repetí no muchas, mil veces, nosotros no íbamos a denunciar el acuerdo comercial –hubiera sido Brasil en su caso- y nosotros hubiéramos actuado en consecuencia en diferentes foros.

De manera que pues lo que se logró es positivo. Y si alguien, y ya lo dijimos en su momento, pretendiera buscar que se realicen los acuerdos, pues no tiene los fundamentos que pudieran haberse dado por las situaciones de temporalidad que existen aquí, nuestro acuerdo sigue vigente, y nosotros analizaríamos, como lo hacemos constantemente, porque no creas que esto no pasa, todo el tiempo está pasando, acabamos de tener negociaciones con otros países. Todo el tiempo está pasando, y la gente habla de las cosas, pero de lo que tienes que hacer es que no se acaben tus acuerdos, sino que continúen adelante; y si se acaban, no se acaban porque México no cumpla con ellos. México se ha ganado el prestigio en base a respetar los acuerdos comerciales, eso es pues creo que por todos lados, aquí tienes a mucha gente con la que podrías platicar, incluso para llegar a detalle en esto.

EDUARDO SOLÍS (ES): Depende del vehículo que se exporte, evidentemente. Es una aritmética muy sencilla. Vamos a poner el caso del 1.45 mil millones de dólares. Si estuvieras hablando de vehículos de, para hacer la cuenta rápido, de 14 mil 500 dólares, pues son cien mil vehículos, es una aritmética. Si estás hablando de vehículos  …

BF: Perdón, porque siempre si no las cifras que damos ahí, son mil 450.

ES: Sí. 1.45 mil millones de dólares ¿no? Mil 450 millones de dólares. Entonces, si tú divides mil 450 millones de dólares entre 14 mil 500, por decir, un vehículo, nada más para hacer la cuenta rápido, pues serían cien mil vehículos. Si fueran vehículos de 10 mil dólares, pues esto sería 145 mil vehículos y lo mismo pues si lo haces de 15 mil o de otro precio. Entonces es realmente una aritmética, y depende del vehículo del que estemos hablando.

P: Inaudible.

ES: No traigo ahorita aquí la cifra, porque fue en promedio, pero te digo, para pasarlo a vehículos tendríamos que ver cuánto sería el vehículo promedio. En la página de AMIA tenemos el boletín de hace dos días, en la tercera, o cuarta página, pusimos las cifras de comercio México-Brasil, ahí lo puedes revisar.

P: Buenas tardes. Entiendo que lo que acaba de explicar es una fórmula para determinar más, pero estas (inaudible) que se pusieron van a ser, van a permitir que la industria mexicana venda tanto como estaba vendiendo o se van a restringir algunas de las ventas que se estaban haciendo, por una parte. Y por la otra, también se mencionó que estos ajustes para (inaudible) por parte de lo que pidió Brasil. ¿Qué fue lo que pidió México y cuáles son los requerimientos que la industria solicitó? Gracias.

ES: Yo lo dije muy claramente en mi intervención, y lo dije también hace otros días en nuestra conferencia de prensa mensual. Para nosotros era fundamental que esta transición que se negoció asegurara que regresamos al libre comercio.

El ACE-55 ha sido un instrumento muy importante generador de inversiones y de empleo en nuestro país, y el hecho de que el ACE-55 no se suspenda y se asegure que se regresa al libre comercio en el plazo que también habíamos platicado, en este caso, la negociación arribó a que en tres años regresemos al libre comercio, era fundamental.

Como bien se dijo hace rato, esta parte Brasil no la quería poner, digamos, no estaba claro de manera explícita, me parece que hoy queda de manera explícita, clara, que esta es una transición hacia el libre comercio. Y transición hacia el libre comercio también significa que Brasil lo que buscaba pues era tratar de que el ACE-55 en los crecimientos que traíamos de exportación pues ellos pudieran tener una transición en la que se mitigara el nivel de crecimiento.

Por supuesto, cuando se utilizaron promedios de nuestras exportaciones, pues refleja precisamente eso, refleja el promedio histórico de nuestras exportaciones de los últimos años efectivamente hay una transición en la que el nivel de exportaciones queda acotado por estos niveles que se negociaron, pero lo más importante para la industria es que en tres años regresamos al libre comercio.

P: Inaudible.

ES: A ver, vamos aclarando, es que usted dijo un 30 por ciento, yo no sé de dónde lo sacó más que del contenido regional, nadie está hablando de un 30 por ciento. ¿A qué 30 por ciento se refiere, perdón?

P: Inaudible. A grandes rasgos, en cuánto implicaría que México disminuyera sus exportaciones, el porcentaje, porque ya incluso se está hablando que eso representa una disminución del 30 por ciento del total de las exportaciones mexicanas.

ES: Claro, y yo le insisto.

P: Inaudible.

BF: Ah, bueno, por supuesto, y si nos ponemos a hablarlo en portugués, a ver yo te digo exactamente cómo va a estar, yo te digo exactamente cómo está, porque si no así vamos a empezar.
Primero, la opción era que te quedaras con cero; que todas las industrias y los trabajos que se representa se quedaran con cero, okey, esa es la opción; que pagaras el 65 por ciento de impuestos por los vehículos que quieras exportar allá, o sea, no es cualquier cosa.

Segundo lugar: se buscó un criterio que fue un criterio internacional, teniendo en cuenta la petición de México que era ir hacia adelante, no ir hacia atrás. En los criterios internacionales lo que tú haces siempre es que te basas en el año anterior al año del problema, este es el año de 2010.

Nosotros hicimos un promedio, afortunadamente incluso tomando el año de 2011 de los tres últimos años. Eso va por encima de la cifra de los vehículos que se exportaron en el 2010, de manera que empezando a partir del 19, más que de los vehículos, del monto de los vehículos, Eduardo, los vehículos, porque es muy difícil hacerlo en vehículos, porque lo mismo me acaba de decir ahorita el señor.

Entonces, de manera que a partir del día 19, es decir, salvando todas las exportaciones que se hayan hecho del día primero al día 19 de marzo, a partir del día 19, nosotros recorreríamos un año y empezaríamos con una cifra superior a la de 2010.

Hay que tener en cuenta que nosotros estamos partiendo de eso. No nos estamos yendo para atrás. La negociación empezó con cifras del 2004, que nosotros no íbamos a aceptar. Entonces quiero que lo tengan muy claro, porque si no parece como que entonces pues qué negociaste, no, toda una negociación muy positiva a favor de la industria y si no la misma industria se los puede manifestar ahorita, por eso yo estoy contento de que estén ellos aquí, y fue una negociación para salvar nuestro acuerdo y hacerlo de una manera temporal, asunto que también fue fundamental en las negociaciones, porque si no a tres años que además incremental, cada año esas cifras que se ponen no es de que va a ser el 1.4 y luego el 1.5, esas cifras son en base a los incrementos que se venían teniendo en las exportaciones por parte de México año con año.

Estuvieron de acuerdo en aceptar eso, pero lo que les preocupa es el incremento súbito que podían sufrir ahora que están atrapados en sus problemas de sus paridades, y ese fue el asunto que nosotros atendimos, pero este sigue hablando de crecimiento.

Las cifras de Brasil y de México desgraciadamente en ese sentido no coinciden, por eso nosotros tuvimos que agarrar y poner unas cifras específicas, porque eso pasa con muchos otros países. Siempre las cifras de un país con las del otro cuando hablas de importaciones y exportaciones no son necesariamente las mismas, es otra de las cosas que tenemos que llegar.

Pero de acuerdo a las cifras de México es así: esto está llegando a una cifra por encima de la que tenemos en 2010 y eso se va a ir incrementando conforme el crecimiento que venía teniendo México hasta ese momento.

P: Inaudible.
 
BF: Sí, la cifra de 2011, de hecho ahí seguimos en eso, la cifra de 2010 es la de 1.4, entonces estamos partiendo a partir de 1.45.

P: Yo quisiera preguntarles, entonces ya con estos, este cupo determinado ya se van a (inaudible) cierto porcentaje de exportación e insistir porque los medios brasileños están saliendo con ese porcentaje, de que México va a reducir sus exportaciones 30 por ciento y pues es bastante tiempo en esto, y pues ya (inaudible) los brasileños.

P: Quiero preguntarles, jurídicamente cómo sustentan este protocolo, cómo puede ser que si el ACE-55 sigue vigente resulta que entra vigente con protocolo, o sea, qué pasa jurídicamente porque es como si yo tengo un contrato de arrendamiento por cinco mil pesos y de pronto saco un protocolo para que pague tres mil, qué es lo que sigue jurídicamente, cómo se sustenta este, que se quede como volando el ACE-55 y que entre en vigor el protocolo. Y esto de la regla de tres. Son 147 mil autos exportados por México en el 2011, cifras de ustedes. Ahora, la regla de tres mil dice que si sólo quedan cien mil autos si sería este 30 por ciento, por eso los cables, son los cables los que están diciendo, o sea, desde Reuters (inaudible) que es el 30 por ciento. Ellos están tomando las reglas, los brasileños, esta regla de tres, tomando los 147 mil que exportamos, si me pueden explicar más cuál es la cifra de ellos.

¿Y ahora, si sólo vamos a exportar cien mil libres de aranceles, los otros estarían pagando ese 65 por ciento, me están diciendo eso? Gracias.

FDR: Con relación a cómo se sustenta esto jurídicamente, bueno, como tú bien sabes, los acuerdos comerciales tienen clausulas de revisión y siempre tienen la posibilidad de al ser un acuerdo de voluntades, de revisarse de manera continua, incluso, como recordarás, el pasado nueve de septiembre se formalizó un protocolo modificatorio precisamente al ACE-55. Entonces, lo que se está haciendo es establecer un régimen transitorio en una de sus disposiciones de todo su conjunto, el anexo bilateral entre México y Brasil, en donde se establecerá que por un periodo de tres años habrá montos de valor incremental a partir del 19 de marzo próximo con los valores que ya comentó el secretario Ferrari, entonces no es que se esté dejando afuera el ACE-55 como tal, no, todo el ACE-55 sigue vigente en sus términos, y la única modificación que aplica es la relativa a los valores y a la parte del contenido regional.

Entonces, es un proceso común, es un proceso ordinario, de hecho, si mal no recuerdo, ya ha habido cuatro modificaciones al ACE-55, cuatro protocolos modificatorios, entonces es un procedimiento común.

Por otra parte, en lo que se refiere a qué sucederá con aquellos vehículos que estén por arriba de la cuota o de este valor, bueno, aquellos que cumplan con el programa o con el impuesto de producción industrial, denominado IPI, no tendrán que pagarlo y solamente tendrán que pagar el propio arancel de nación más favorecida.

Eso dependerá de si tienen o no empresas en México y en Brasil y cumplen, desde luego, con los parámetros establecidos dentro del propio Programa Brasil Mayor, que es una política industrial, como tú sabes, que implementó el gobierno actual.

P: Inaudible.

BF: Son dos cosas. Es un impuesto y un arancel.

FDR: Sí, en el caso del arancel es de 35 por ciento de nación más favorecida, y el impuesto o la tarifa como tal es de 30 por ciento por concepto del impuesto de producción industrial denominado IPI.

BF: En Brasil.

FDR: En Brasil, claro. Para las importaciones a nivel global, o sea, no sólo en México sino a cualquier importación que lleve a cabo como tal el mercado brasileño proveniente del extranjero.

BF: A ver, a reserva de que lo que les diga aquí Eduardo, por favor, como siempre, y con la verdad con la que siempre les hablo y no quiero que se confundan ni quiero que haya después de esto confusión. ¿Qué era lo que esto buscaba? Lo que esto buscaba es romper un acuerdo comercial y lo que representaba ese acuerdo comercial: ventas muy importantes por parte de la industria automotriz, que es el 40 por ciento de nuestra relación comercial con Brasil, pues que son importantes.

¿Qué es lo que a Brasil le preocupó, por qué hizo esto? Bueno, de entrada a lo mejor era para terminar con toda esta negociación. ¿Cuál es nuestra preocupación? Se las vuelvo a decir: nuestra preocupación no era no irnos a destrozar esto, a que no hubiera libre comercio, sino dentro de nuestro acuerdo buscar los mecanismos que nos da el mismo acuerdo para poder entender cuál es su problema y cuál es su preocupación. ¿Cuál era su preocupación? Su preocupación era un desmedido aumento en las importaciones que ellos estaban haciendo de México. ¿Por qué se está dando ese problema? Porque su moneda pues ha sufrido consecuencias de sus manejos financieros y del mercado internacional y de la gran competitividad que tiene México.
En el último año, que es el año donde vino la discordia que es precisamente por eso por lo que hablábamos, fue el 2011, estábamos hablando de un incremento de alrededor de cien mil, de caída de cien por ciento o algo así, ya ni me acuerdo cuánto es.

ES: Pasamos de 78 mil unidades a 147.

BF: Así es, pasamos de 78 a 147 en el último año, eso era una cosa para ellos desmedida, y que, bueno, evidentemente responde a la competitividad del país y eso pudiera probablemente seguir creciendo en esas dimensiones, eso es lo que a ellos les preocupaba.

Lo que nos preocupaba a nosotros es entender su problema, pero no irnos al 2004 ni al pasado ni romper el acuerdo, sino empezar desde donde ya habíamos llegado con un crecimiento normal que fue el que estamos sacando el promedio de los últimos tres años, incluso por arriba del 2010, que todavía es un año en el cual estábamos teniendo unos aumentos nosotros, así es que estamos trabajando hacia adelante, no hacia atrás.

Evidentemente lo que esto buscaba era que no fueran a crecer súbitamente como lo estaban haciendo las exportaciones de México a Brasil. Yo creo que con esto se los estoy aclarando. Si siguen con alguna duda, por favor, nuevamente pregúntenme.

FDR: Quisiera hacer énfasis en lo que comentó el doctor Solís y el Secretario. La mayor relevancia de esta negociación fue regresar al libre comercio. Hace unos instantes preguntaban si eso era importante o era un éxito. Desde luego que es importante. México tiene una tradición y una cultura comprometida al libre comercio, no de ahora, sino desde hace 20 años, y es bien importante insistir en el hecho de que después de tres años regresemos al libre comercio. Desde luego ese era uno de los puntos de principal interés de Brasil y México logró mantenerlo.

BF: Ellos querían crecer en su competitividad, nos pidieron un plazo, lo negociamos, llegamos a tres años, vamos a ver si en tres años ellos logran mejorar su competitividad, si no vamos a volver al libre comercio y a lo mejor vamos a exportarles, no sé, dos, tres veces, depende de lo que la planta productora que está aquí con todos nosotros siga haciendo. Se han vuelto cada vez más competitivos. Las medidas que se han tomado en nuestro país han funcionado. Por eso les digo que este tipo de problemas yo creo que son positivos. Ojalá pudiéramos seguir creciendo con el libre comercio, como nosotros hubiéramos querido, pero por lo pronto no estamos rompiendo nuestro acuerdo y vamos a seguir creciendo en los márgenes que veníamos creciendo hasta el año 2010.

ES: Rápidamente decirte que, sí efectivamente lo que sigue es tener una reunión con el área correspondiente de comercio exterior de la Secretaría de Economía (…)
 
BF: Y que esto fue lo que fue cambiando, no que sea original acabar con el comercio, eso fue lo que se pidió, que se acabara con el comercio. Eso hubiera desencadenado una serie de otros problemas que se hubieran dado después. Lo que se buscó dentro de lo que nuestro acuerdo tiene, porque no es de, aquí no estamos diciendo que entonces ya se deshizo, no, dejamos vivo el acuerdo ACE-55, hicimos un protocolo dentro de ese acuerdo para que conforme veníamos creciendo, porque además cupos siempre hubo, cupos siempre hubo, y si ustedes se acuerdan incluso ellos querían establecer los cupos del año 2004 en un principio. Esto se fue negociando, y a lo que llegamos es un promedio que no implica la pérdida de la industria. Implica, porque hay que hablarlo con toda claridad, porque si no aquí yo sí se los voy a decir con toda honestidad, tenemos que tener también mucho cuidado en malinformar, y yo no he malinformado nunca a ustedes de las cosas que estoy haciendo, y esto no va a ser la excepción.

Evidentemente, lo que iba a haber es un mayor número de exportaciones, por qué, porque estaba creciendo más fuerte de lo que en un principio venía creciendo, y de los porcentajes que venía creciendo. Esos porcentajes se van a seguir dando, como venían dándose normalmente hasta el 2010.
En el 2012 hubo un incremento muy grande en las exportaciones. Eso fue lo que causó la alarma, y por eso se buscó ese promedio, que no se fuera al 2008 sino fuera el 2009, 2010 y 2011, eso nos beneficia mucho, porque se toma en cuenta un año que es muy importante.

Ahora dices, bueno, entonces ya las exportaciones del 2012 van a ser menores. Momento. Por eso también se negoció que esto se haga a partir del próximo lunes, es decir, las exportaciones que México ha hecho en enero, febrero, y en lo que va de marzo ya se hicieron. Esto empieza a computarse del día 19 de marzo al próximo 18 de marzo y se hace conforme a lo que habíamos acordado, con lo cual estamos salvando esos tres meses en los que se creció también en un gran número en las cifras de exportaciones.

Entonces, a lo que yo quiero referirme es: dentro de lo que la industria preocupantemente estaba estableciendo, estamos incluso por encima de las cifras que se llegó a hablar al principio, y estamos hablando de un crecimiento. Y cuando tú me dices: ah, Brasil propuso mil 400 como si, les repito, esto no es un partido de futbol. Tú me dices: ay, es que propuso mil 400, ¿entonces México estuvo de acuerdo? No. Porque entonces estaríamos hablando de mil 400 para siempre. Hablamos de un crecimiento cada año en porcentajes conforme venía creciendo. No es que nosotros estuviéramos de acuerdo con Brasil. Y además se buscó un criterio que no fue el que habíamos llegado, sino a un criterio que fuera superior, gracias al promedio que logramos de los tres años, okey, entonces a partir de ahí es donde salimos.

Creo que así se los estoy aclarando muy bien. No es hacia atrás, es hacia adelante.

Ahora, cuando se me habla de candados, bueno, efectivamente aquí la opción de México hubiera sido como fue al principio: así no podemos negociar. Y si quieres denunciar el acuerdo, denúncialo, pero ponte a ver cuáles van a ser tus costos y ponte a ver lo que va a costarte también en tu comercio con México y con la región el hecho de que rompas este acuerdo, porque nosotros no nos íbamos a quedar ahí.

Y de ahí es de donde empezamos a negociar las dos partes. Aquí no hay ni ganadores ni derrotados. Aquí simplemente lo que estamos haciendo es que pueda prevalecer el comercio y que regresen las condiciones en donde estaba y que empiece a crecer de ahí normalmente.

Lo que ellos pidieron y que sí les concedimos es tratar de buscar una cifra por medio de la cual ellos vieran si podían resolver esto. Veremos si lo pueden resolver. Si no lo resuelven, desde luego que hay candados, porque está perfectamente claro dentro del ACE-55, y en el caso de que lo quisieran incumplir, no en tres años, mañana o pasado mañana, o en cinco, o en lo que fuera, nosotros seguimos teniendo los instrumentos para defendernos, pero por lo pronto ahorita arreglamos una situación comercial y arreglamos una industria que estaba muy preocupada, y yo quisiera que ustedes recordaran las inversiones que se han hecho por parte de Mazda, las inversiones que se han hecho pues por parte de todas las empresas aquí presentes, y el peligro que se pudiera hacer en cuanto a las exportaciones de esos países que se están estableciendo y que aproximadamente en esas fechas, en dos o tres años van a estar realizando sus exportaciones a Brasil, por eso es que también llegamos a esa cifra, y por eso lo estamos haciendo temporal.

Yo creo que sí queda muy claro. Ustedes pueden informarlo como ustedes crean que sea correspondiente, pero esto que les estoy diciendo simple y sencillamente es la verdad.

ES: Bueno, claramente es un tema que no está todavía definido, es un tema que tenemos a lo interno de la Asociación, y por supuesto con la secretaría de Economía conversarlo. Como ya se dijo aquí. Y por supuesto pues seguramente cuando sepamos cómo es que se va a llevar a cabo esas asignaciones, pues se darán a conocer. Pero ahorita pues es un tema que tenemos que trabajar en lo interno de la Asociación.

P: Inaudible. Y la segunda pregunta es si estamos hablando de cuotas para los dos países, si son iguales para los dos países, el (inaudible) México ya va a perder algo este año, porque ya estaban en (inaudible) el año pasado (inaudible) ellos no han llegado al tope (inaudible).

P: Nada más precisar las cifras, si el (inaudible) a 1.4 millones es 30 por ciento la caída de exportaciones en México en el primer año, sí o no.

BF: El castigo, yo creo que el primer castigo yo creo que ya se sufrió, el primer castigo de sembrar la incertidumbre de poder hacer un libre comercio, el poder crecer en el comercio internacional, el que muchos otros países del mundo hayan percibido la importancia de cumplir con los pactos, en fin, yo creo que ese es el tipo de cuestionamientos, y por eso me he puesto yo a hablar de que esto no resuelve necesariamente los problemas de Brasil. Yo creo que Brasil tiene que atenderlos de otra forma y no es a través, necesariamente, después como lo va a resolver. Las cuentas de los problemas de Brasil no los vamos a pagar a otros países. Esos son asuntos que ellos tienen que hacer, uno.

Dos: los castigos están establecidos en el ACE-55, tienen que discutirse, tienen que discutirse también con el resto de los países de Mercosur, tendría que irse a un foro a la Organización Mundial de Comercio, en fin, una serie de otras cosas que tendrían que pasar, pero están claramente, por eso es importante que lo hubiéramos dejado de esta forma, porque los castigos están de cualquier manera ahí.

Ahora, me preguntaste también cuáles son los límites. Los límites son exactamente los mismos, con una gran diferencia: en los últimos tres años, los años que estuvimos utilizando para computar esto, Brasil iba perdiendo en sus exportaciones hacia México, es decir, cada vez iban exportando menos hacia nuestro país, entonces eso también es importante que lo distingamos, eso también te lo diría, entonces es el límite, es un límite que hemos trazado y es un límite que trazamos juntos, desde un principio, y así seguirá siendo.

Ahora, lo que tú me refieres. Si tú estás hablando del 2011 tú no puedes hablar del 2012 cuando ya llevas tres meses y si a esos tres meses les vas a sumar lo que se puede exportar de aquí a que se termine el año. Así es que la cifra del primer año no te la puedo decir, no sé si es 30 por ciento, si es 20 por ciento, comparado con el otro, el año anterior, me estoy refiriendo a 2010.
Les repito: el momento desde que se sufre el problema, que es 2011, y computando los tres años anteriores, que es lo que hace la Organización Mundial de Comercio, nada más que lo hace a partir del año antes del problema, que nos hubiera llevado hasta el 2008, ya lo superamos, es 2009, 2010 y 2011, y a partir de ahí se puso una cifra conforme el crecimiento que iba teniendo México antes de este crecimiento desproporcional que había tenido en sus exportaciones, eso fue lo que hicimos. No sé si va a ser 30 por ciento, no sé si va a ser 20 por ciento, no lo sé.

FDR: También es importante recordar que durante enero y febrero ha habido un incremento muy importante que fue lo que puso en alerta o en alarma a las autoridades brasileñas, quizá el doctor Solís tiene los datos, pero sin duda el año de enero y febrero fueron particularmente atípicos en cuanto al nivel de exportaciones y como ya dijo el Secretario, se hicieron durante lo que era de este año, entonces eso habrá que sumarse naturalmente al valor que ya se ha expresado, 1.45 mil millones de dólares.


 

--oo00oo--
 

 

Archivo de discursos

Powered by mod LCA