Discursos

Versión estenográfica de los mensajes iniciales de los Secretarios de Agricultura, Francisco Mayorga Castañeda, y de Economía, Bruno Ferrari, durante la conferencia de prensa conjunta sobre importación de papa de Estados Unidos

AddThis Social Bookmark Button

Versión estenográfica de los mensajes iniciales de los Secretarios de Agricultura, Francisco Mayorga Castañeda, y de Economía, Bruno Ferrari, durante la conferencia de prensa conjunta sobre importación de papa de Estados Unidos 

 

 

México, D.F., 22 de octubre de 2012.

 

SECRETARIO FRANCISCO MAYORGA:

El Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y de la Secretaria de Economía, tienen el mandato de Ley para asegurar el abasto de alimentos para la población mexicana, mediante mecanismos que fomenten la producción nacional o a través de aplicar las regulaciones para la importación de productos que aseguren su sanidad y calidad.

En el caso de importaciones, invariablemente tienen la obligación de asegurar que los productos producidos en otros países lleguen  libres de plagas que no estén presentes en nuestro país, a fin de evitar que representen riesgos para la agricultura mexicana.

La Ley Federal de Sanidad Vegetal tiene como finalidad asegurar que las importaciones se realicen bajo condiciones que minimicen el riesgo de la introducción de plagas agrícolas que son exóticas para México.

La implementación de medidas fitosanitarias que se apliquen, deben estar basadas en evidencia científica y asegurar el nivel adecuado de protección y condición fitosanitaria en el territorio nacional. Es facultad de la SAGARPA prevenir la introducción al país de plagas que afecten a los vegetales, sus productos o subproductos y ejercer el control fitosanitario en la movilización nacional, importación y exportación de vegetales, sus productos o subproductos y agentes causales de problemas fitosanitarios que pudieran disminuir la competitividad de la horticultura mexicana.

El Gobierno de Estados Unidos ha solicitado que el Gobierno de México autorice la importación de papas frescas producidas en ese país. La SAGARPA ha iniciado el proceso regulatorio a través del cual se pueda decidir sobre las condiciones bajo las que esa importación sería segura para la agricultura mexicana.

El Gobierno Mexicano está obligado a considerar esa solicitud, pero no está obligado a emitir una decisión predeterminada y es por lo cual que existe un proceso de mejora regulatoria en el que está previsto recoger las inquietudes de los distintos interesados en este tema.

El tubérculo de papa es una mercancía que no está permitida en la generalidad del comercio internacional. Son pocos los países (no más de 15) que aceptan la importación de tubérculos frescos de papa, debido a que las papas pueden contener microorganismos en sus tejidos, que pueden causar enfermedades a la papa y a otros cultivos como el tomate y chile. 

Además, el suelo asociado a los tubérculos también puede ser una vía de movilización internacional de plagas y enfermedades. Ante ello, es necesario establecer medidas fitosanitarias que regulen su importación, así como los de sus productos y subproductos para prevenir la introducción, diseminación y establecimiento de plagas cuarentenarias que la afectan.

Las consideraciones que está haciendo la SAGARPA sobre la solicitud recibida del gobierno de Estados Unidos se hacen con base en la metodología acordada internacionalmente.

La papa es una de las principales hortalizas que se producen en México y su cultivo es uno de los más importantes -sólo superado por maíz, frijol, trigo y arroz- en el renglón alimenticio, económico y social; 8 mil 700 productores de se dedican a este cultivo y 77 mil 800 familias del campo están asociadas a él, además de que se generan alrededor de 17 mil 500 empleos directos, 51 mil 600 indirectos y 6.9 millones de jornales por año.

El cultivo de papa tiene una producción aproximada de un millón 537 mil toneladas, con un valor de más de 11 mil 622 millones de pesos y ocupa el sexto lugar en valor comercial del producto a nivel nacional.

El antecedente histórico de importación de tubérculos de papa de Estados Unidos, exclusivamente a la franja fronteriza norte, ha sido vigente desde hace más de dos décadas. La razón fitosanitaria de esta decisión, es que en esa zona no hay cultivos comerciales de papa, chile o tomate y su desvío hacia uso de semilla de siembra no tiene impacto  económico.

Actualmente, la importación de papa procesada, (papa preparada congelada; semi procesada entera, en trozos o rodajas, cocida en agua o vapor, congelada, fécula, y preparada sin congelar) es posible, debido a que no está asociado a un riesgo fitosanitario.

Antes de tomar cualquier decisión regulatoria que pudiera afectar los intereses legítimos de los productores nacionales, ante el posible riesgo de introducción de plagas exóticas que no están presentes en sus cultivos, la SAGARPA y la Secretaria de Economía están obligadas a someter a consulta pública de cualquier parte interesada, las consideraciones que lleven a una decisión final.

 

Con fecha 4 de septiembre, se envió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER) el anteproyecto de Acuerdo por el que se establecen las medidas de mitigación de riesgo para la importación de tubérculo de papa a los Estados Unidos Mexicanos, así como la Manifestación de Impacto Regulatorio correspondiente. El 5 de septiembre, la información fue ampliada para lo cual se entregó un Análisis de Riesgo de Plagas.

Durante el proceso regulatorio en COFEMER, en una primera etapa, se recibieron 64 comentarios de particulares interesados, así como argumentaciones técnicas que cuestionaban el enfoque regulatorio establecido en dicho anteproyecto.

El proyecto de regulación que se libera hoy para su publicación, estará sujeto a consulta pública por un periodo de 60 días naturales, proceso que se notifica a los Miembros del Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio. La regulación, en su versión resultante de los comentarios sustentados en ciencia que se reciban, entrará en vigor 90 días después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Este proceso sirve para cumplir con las obligaciones en materia de transparencia y representatividad que consideran nuestros acuerdos internacionales y de escuchar a todos los interesados, tanto nacionales como extranjeros.

El Gobierno Federal, a través de las Secretarías de Economía y Agricultura, reitera su compromiso de proteger el estatus sanitario del país y apegarse en todo momento a las disciplinas establecidas al afecto en los acuerdos comerciales internacionales, multilaterales, regionales y bilaterales, en materia sanitaria y fitosanitaria.

BRUNO FERRARI: Licenciado Francisco Javier Mayorga Castañeda, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación

Amigas y amigos de los medios de comunicación:

Muchas gracias por acompañarnos en esta conferencia de prensa, en la que de manera conjunta la SAGARPA y la Secretaría de Economía les informaremos acerca del proyecto, del acuerdo por el que se establecen las medidas de mitigación de riesgo para la importación del tubérculo de papa a los Estados Unido Mexicanos remitido por la SAGARPA a COFEMER en septiembre pasado.

Primero que nada, debo reiterar y ser muy enfático, en que es falso que se haya formalizado unacuerdo con el gobierno de Estados Unidos que implique un daño a los productores de papa en México, a la industria mexicana de la papa o al sector agropecuario nacional, y mucho menos, que comprometa la salud fitosanitaria de nuestro país.

En otras palabras, como siempre lo hemos dicho, tanto el Secretario Mayorga com un servidor, no está a discusión la defensa de la sanidad de la inocuidad de los productos que entran a nuestro país, no está ni puede estarlo.

El Gobierno Federal tiene la encomienda no sólo de velar por los intereses de la industria agrícola nacional, sino de favorecer su crecimiento y a su competitividad como uno de los pilares sobre los que se sostiene la política de desarrollo.

Por ello debe quedar claro quedurante los procesos de integración comercial con otros países, se negocian diversos aspectos que involucran el acceso a los mercados bilaterales de bienes y servicios, con la voluntad de llegar a acuerdos que beneficien tanto a nuestros productores como a los consumidores.

En las diversas negociaciones celebradas por México que han involucrado al sector agrícola, el Gobierno Federal siempre ha protegido el interés de los productores y de la industria nacional, dejando en claro que no se ha permitido ni se permitirá el ingreso de productos agroalimentarios a nuestro país que incumplan con la normatividad sanitaria y fitosanitaria vigente.

Todos nuestros productos de exportación, y los de nuestros socios comerciales actuales y futuros, han sido y serán objeto de riguroso análisis, a fin de asegurar un comercio en el que se observen, en todo momento, las medidas sanitarias y fitosanitarias que protegen la vida y la salud humana, así como la salud animal y vegetal en nuestro país.

Sin embargo, y a pesar de las medidas que siempre se han tomado en cuanto a la importación de productos agrícolas a nuestro país, recientemente se ha difundido en diversos medios de comunicación que hemos negociado el libre acceso de papa proveniente de Estados Unidos como condición para la incorporación de México a las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Y lo más grave es que se argumenta que ello se ha hecho dejando a un lado la protección de la salud fitosanitaria de México. Esto es rotundamente falso. De manera tajante, firme y contundente les digo que dicha afirmación es falsa, carente de todo soporte.

México y Estados Unidos comparten una relación comercial sumamente integrada. Estados Unidos es nuestro principal socio comercial. En 2011 representó casi el 79% de nuestras exportaciones y prácticamente el 50% de nuestras importaciones, lo que se tradujo en 64% de nuestro comercio total; mientras tanto, México es el segundo mercado de exportación para Estados Unidos. El comercio con México genera 6 millones de empleos en Estados Unidos y en México uno de cada cinco empleos está relacionado con la actividad exportadora. Y en promedio las empresas exportadoras pagan salarios 37% superiores a las de las empresas no exportadoras.

México y Estados Unidos trabajan para crear sinergias en esta nueva iniciativa, al mismo tiempo que continúan consolidando su relación bilateral, con el objeto de convertir a américa del Norte en la mejor región del mundo para hacer negocios.

Es preciso señalar, que nuestro interés por adherirnos al TPP no ha detenido las negociaciones técnicas que México y Estados Unidos y sus agencias reguladoras sostienen como parte de la agenda bilateral que ha existido por más de 18 años de vigencia del TLCAN.

En cuanto a la inquietud de una parte de los productores nacionales de papa. Les comunico que hemos dejado muy claro que las importaciones de este producto proveniente de los Estados Unidos, siempre, siempre, estarán sujetas a las medidas necesarias para asegurar un adecuado nivel de protección frente a los riesgos fitosanitarios asociados con este tubérculo como se acredita con la respuesta que ha dado la SAGARPA a la COFEMER como parte del proceso de mejora regulatorio que está en curso.  

México ha importado papa en la franja fronteriza desde antes de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En la actualidad el 94% de las papas queMéxico importa provienen de Estados Unidos, el resto proviene de Canadá y con el resto de los países que no tenemos tratados de libre comercio el arancel incluso para proteger este producto es de 245%. Podemos decir que este es un flujo comercial altamente concentrado con ese país.

Igualmente cabe señalar que durante el primer año de vigencia del TLCAN, el arancel aplicado a la importación de papa fresca era de 261 (261.1) por ciento, y que este año fue reduciendo gradualmente hasta que finalmente llegó a cero por ciento con los Estados Unidos en el 2003.

Por otro lado, es importante notar que la producción de papa en México se concentra en 23 estados de la República, siendo Sinaloa (19%), Sonora (19%), Nuevo León (9%), Estado de México (7%) y Chihuahua (7%), los principales productores del tubérculo.

Las discusiones sobre el acceso de papa fresca proveniente de Estados Unidos a México datan al menos de 2003, cuandoinició el acceso de papa estadounidense al mercado mexicano de manera regulada aunque solamente es en nuestra franja fronteriza bajo estrictos controles de trazabilidad.

Un comercio regulado de la papa fresca para consumo que respete las medidas fitosanitarias vigentes en México basado en evidencia científica y técnica disponible y a los compromisos internacionales asumidos por México esto generará una sana competencia y lo más importante, repercutirá positivamente en el precio del producto en beneficio del consumidor nacional.

De hecho, les podría decir que los precios al productor de 2007 a 2011 el precio medio rural de la papa se ha incrementado en una tasa anual de 42% en promedio pasando de los 4.43 pesos por kilo en 2007, a 6.33 pesos por kilo en 2011.

Esta situación ha sido evidente durante gran parte de 2009 y algunos meses de 2010 cuando el índice de precios de la papa se mantuvo por encima del Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Es por ello que nosotros tenemos que estar muy cerca de esta evidencia científica y técnica, pero también proteger los ingresos de quienes llevan a su mesa este producto y siempre y cuando esto se haga de forma en la que favorezcamos la competencia en nuestro país.

Amigas y amigos de los medios de comunicación:

Pueden estar seguros que el Gobierno Mexicano siempre actuará con estricto apego a los principios de legalidad, tanto en el ámbito nacional como internacional. Muestra de ello, es que en todo momento hemos sido particularmente cuidadosos en cumplir con este proceso y con todas y cada una de las obligaciones que nos corresponden como parte del Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio.

Para el Gobierno de México, la sanidad de los productos agrícolas o de origen animal, lo repito, no está sujeta a ningún tipo de negociación.

Nuestra posición es y será, de manera franca y abierta, en defensa de los intereses de nuestros productores, de la fortaleza productiva de nuestro país y de la seguridad y bienestar de las familias mexicanas para que puedan allegarse de un producto sano al mejor precio.

 Muchas gracias.

--oo00oo--